Chiste: Béseme

Un policía de tráfico detiene a un coche que va a toda velocidad, y lo conduce una chiquilla espléndida.

- Señorita, tengo que sancionarla por exceso de velocidad.

- ¡Béseme, señor guardia! - le dice ella sonriendo.

El guardia, algo mosca sigue con lo suyo.

Ella insiste en el beso.

Por fin, el agente termina de escribir la multa para que la firme, y le pregunta:

- ¿Por qué insiste usted tanto en que la bese?

- ¡Porque - contestó ella secamente - me gusta que me besen cuando me están jodiendo!

Chiste subido por Ramón el 2009-07-04 a las 20:04:27

Compartir:

Comentarios:

jose 2013-11-16 a las 18:38:45

muy bueno

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes de policías y guardias civiles