Chiste: Con la boina calada

Entra un paleto en la consulta de un médico con una boina calada hasta el cuello y le dice al doctor:

- Verá doctor, es que tengo un problema.

- Bueno pues usted dirá.

- Es que, yo, resulta que tengo las orejas muy grandes.

- Hombre eso no es problema, déjeme verlas.

- Es que, me da vergüenza porque son muy grandes.

- Hombre, ya será menos, quítese la boina y déjeme verlas.

- No que seguro que se ríe.

- Que no, yo no me río.

- Que sí, que se va a reír.

- ¡Que no! un profesional como yo no se ríe de esas cosas.

El paleto abre uno de los lados de la boina y ¡FLOP! aparece un orejón que le llega hasta el suelo, y el médico intentando evitarlo hace:

- ¡Pfffpfpfffff!

- ¿Ve como se ríe? ¡Pues ahora no le enseño la más grande!

Chiste subido por Ramón el 2009-07-05 a las 20:55:58

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes de médicos