Chiste: Directivos y ejecutivos

DIRECTIVOS Y EJECUTIVOS‏

Un ejecutivo de una empresa va al médico porque tiene mucho estrés y éste le recomienda que vaya un mes al campo para realizar trabajos en una granja que le ayuden a relajarse.

El primer día el ejecutivo está eufórico saltando alrededor del granjero y preguntándole:

- "¡¡¡¿Qué tengo que hacer?!!! ¡¡¡¿Qué tengo que hacer?!!!".

El granjero piensa:

- "Leñe, este tío está histérico, tengo que ponerle con un trabajo que le lleve mucho tiempo, a ver si se relaja"

Por lo que le dice que tiene que coger 10 toneladas de estiércol y dedicarse a abonar el campo con una pala y una carretilla. "Con esto tendrá para toda la semana", piensa el granjero.

Pero al cabo de media hora, vuelve a aparecer el ejecutivo:

- "¡¡¡¿Qué tengo que hacer?!!! ¡¡¡¿Qué tengo que hacer?!!!".

- "Pero... ¿ha acabado ya?" -pregunta el granjero.

- "Pues claro, ya he terminado con el estiércol"

Total, que va al campo y comprueba que ha repartido las 10 toneladas por todo el campo, así que le busca otra tarea más penosa, a ver si consigue tenerle entretenido y le manda a cortarle el pescuezo a 20.000 pollos para mandarlos al mercado. "Con esto tiene tarea para todo el mes", piensa el granjero.

Al cabo de una hora, vuelve el ejecutivo:

- "¡¡¡¿Qué tengo que hacer?!!! ¡¡¡¿Qué tengo que hacer?!!!".

- "¡No es posible que haya acabado con los pollos!" -exclama el granjero.

- "Sí, sí, ya están todos"

El granjero va al gallinero y encuentra los 20.000 pollos muertos. Así que le dice al ejecutivo que ha conseguido terminar todas las tareas que tenía planificadas para el mes y que no sabe qué encargarle... al final le dice:

- "Bueno, mire, tenga esta cesta y vaya a recolectar manzanas de los árboles.

Pero tiene que asegurarse de coger sólo las que estén en su punto, examínelas bien y tome sólo las que estén maduras.

El granjero piensa que apenas le llevará unos minutos, así que se dedica a observarle y comprueba sorprendido que, varias horas después, el ejecutivo aún no tiene ni una sóla manzana en el cesto. Se acerca y ve al ejecutivo mirando un buen rato una manzana, luego otra, otra... pero no coge ninguna.

Total, que, intrigado, le pregunta:

- "Pero bueno, ¿cómo es posible que las tareas anteriores las haya realizado en una milésima del tiempo que emplearía yo y ahora no haya cogido ni una manzana en varias horas". A lo que el ejecutivo le responde:

Mire, es que yo, para repartir mierda y cortar cabezas estoy muy bien entrenado, pero para tomar una decisión...

Chiste enviado por mi hermanica Pili.

Muchos besos y muchas gracias.

Chiste subido por Ramón el 2011-09-01 a las 20:18:05

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes de trabajos y profesiones