Chiste: El mirón

Un tío pescando en una playa.

Se le acerca otro por detrás y se pone a verlo pescar.

Pasa una hora y el hombre no se mueve del sitio.

Pasa otra hora y el hombre allí, tieso.

Pasa otra hora y el hombre que no se mueve.

El pescador medio mosqueado que lo mira de reojo.

Pasa otra hora y sigue sin mover un dedo mirándolo pescar.

Otra hora y sigue allí.

El pescador ya nervioso.

Pasan tres horas más y el tío que no se va y no se va.

Así hasta que el pescador recoge y se va a marchar, y el tío que sigue mirando.

Va y le dice:

- ¿Qué, le gusta la pesca?

- Que va, que va. No tengo paciencia.

Chiste subido por Ramón el 2009-07-17 a las 13:48:58

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes absurdos