Chiste: El padre de la novia

Está una chavala enrollándose con el novio en el jardín de su casa, y a esto que se asoma el padre por la ventana...

- ¡María!, ven aquí, ¿has visto a la niña en el jardín con un bala perdida besándose?

- Cariño, déjala, son jóvenes y tienen que disfrutar.

- ¡Pero María!, es que el muy cerdo se está orinando en nuestro jardín.

- No seas así cariño, ya sabes como es la juventud de hoy, mejor eso a que estén por ahí fumando y drogándose.

- ¡Pero María!, es que con los orines está escribiendo en el suelo: Te quiero.

- Pepe, que pesado eres, deja al chiquillo en paz, razón de más de que estuvieras contento de que es amor lo que hay entre los dos.

- ¡María!, me cago en la mar, pero es que está escrito con la letra de nuestra hija... y el muy capullo le está metiendo la mano en la cosa de nuestra hija... ¡María, que no para, que a la niña ya se le vuelven los ojos.... ¡Yo lo mato!, ¡María!, pero no estás viendo que parece que se lo está ligando... Mira ya no aguanto más, o lo invitas a cenar, u hoy me cargo yo a más de uno.

Sale la madre al jardín y le dice a la hija y al chaval, que pasen a cenar, a lo que el chaval dice que no, que le da mucha vergüenza (era un chaval bastante cortado), pero al final insistiendo consiguen que entre.

- ¡María!, prepara unas cosillas para el muchacho este... (la madre que lo parió...). Bueno hijo y tú ¿a que te dedicas?

- Pues mire Vd, yo estoy ahora mismo en el paro, pero tengo dos o tres cosillas vistas por ahí.

- ¡Muy bien hijo!, así me gusta, que seas optimista (a este tío me lo cargo yo hoy). Anda hijo coge una tapilla de chorizo, que es del pueblo de mi mujer (no se te atragantará como al gato). Bueno, bueno, y tus padres hijo, a que se dedican.

- Pues mi madre es ama de casa, y mi padre está ayudándome a buscar trabajo.

- ¡Anda María!, mira que bien, que niño con más cultura... tráete unas empanadillas para el niño.

- No,... de verdad,... por mí no lo hagan

- ¡Si no es molestia hombre! ¿Verdad cariño? (Yo me lo cargo, yo me lo cargo...), coge una hijo, que están muy buenas.

- Bueno cogeré una para probarlas... ¡Ummmm!, ¡muy buenas estas empanadillas de pescado!

- ¡Hijo Puta, cabrón, con que muy buenas estas empanadillas de pescado, pues anda cógelas con la otra mano, porque son de jamón!

Chiste subido por Ramón el 2009-07-05 a las 17:55:40

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes de parejas