Chiste: Esposa confundida

Era un matrimonio que tenía problemas de dinero y el marido obligó a la mujer a prostituirse.

La esposa muy confundida le dice:

- Pepe, ¡Pero yo no sé nada de eso!

Y él le dice:

- Cuando tengas alguna duda sólo me preguntas, yo estaré detrás del poste.

Así quedaron.

Llegó la primera noche y la mujer se vistió bien apretadita y escotadita, ella esperando en la esquina y el marido detrás del poste.

Llegó el primer cliente en un coche impresionante, se detiene donde está la mujer y ella se le acerca.

- ¿Cuánto?, le dice el cliente.

- Pues no sé, espéreme aquí. Y corre hasta el poste.

- Oye Pepe, ¿qué cuánto?

El marido dice:

- A ver, pues, dile que... a ver, trae buen coche...dile que 500 euros.

La señora regresa y le responde:

- Que 500 euros.

Y él le dice:

- No tengo 500 euros, solo traigo 100 euros.

Otra vez le dice la mujer:

- Espéreme.

Y corre hasta donde está el marido.

- Pepe, que sólo trae 100 euros.

Y le contesta el marido:

- No, no, dile que entonces sólo sexo oral.

La mujer corre otra vez con el cliente y le dice:

- Oiga, que sólo sexo oral.

Responde él:

- Está bien, súbase.

Y el tipo comienza a bajarse la bragueta del pantalón... y saca aquello, y la mujer se queda sorprendida y exclama:

- ¡¡¡WWOOOOOOOWWWWW!!!

- Espéreme aquí, ahora vengo.

Se baja del coche y corre hacia su marido y le dice:

- Pepe no seas cabrón, ¡¡¡PRÉSTALE 400 EUROS!!!

Chiste enviado por mi amigo Susurro. Muchas gracias.

Chiste subido por Ramón el 2009-11-29 a las 17:11:28

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *