Chiste: La eterna historia de Jacinta y Bernardo

La eterna historia de Jacinta y Bernardo.

Bernardo siempre quiso tener un auténtico par de botas de cowboy, así que cuando vio un par en la tienda lo compró y se las puso al ir a casa.

Caminando orgullosamente entró a la cocina y le dijo a su mujer:

- ¿Ves algo diferente en mi?

Jacinta lo miró de arriba abajo.

- No.

Frustrado, Bernardo corrió al baño, se desvistió y volvió a la cocina completamente desnudo excepto las botas.

Nuevamente le preguntó a Jacinta, en voz un poco mas alta esta vez:

- ¿Notas algo diferente AHORA?"

Jacinta levantó la vista y dijo con la mayor indiferencia:

- Bernardo, ¿qué es diferente? Está colgando hacia abajo hoy, estaba colgando así ayer, y estará colgando así mañana.

Furioso, Bernardo gritó:

- Y, ¿sabes porqué está colgando hacia abajo, Jacinta?

- No. No tengo idea, -respondió ella.

- ¡Está colgando porque está mirando mis botas nuevas!

Sin levantar la vista Jacinta respondió:

- Deberías haber comprado un sombrero, Bernardo. Deberías haber comprado un sombrero.

Chiste enviado por mi amiga Reme.

Muchos besos y muchas gracias.

Chiste subido por Ramón el 2012-06-22 a las 14:33:00

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes de parejas