Chiste: La herencia y el negro

Una mujer recibió una jugosa herencia: 50 millones de dólares.

Decide inmediatamente dos cosas: comprar un yate de súper lujo para viajar por todo el mundo y contratar a un negro de 1,95 m y 90 kg como acompañante.

Hace todos los preparativos, e inicia el viaje.

Por fin llega la ansiada primera noche, la mujer había comprado una buena dotación de condones; se baña, sale del baño enredada en su toalla, se pone cremas, perfumes, se acomoda en la cama mirando a su acompañante como queriéndoselo comer y le da un condón del tamaño súper grande.

Sonriente, el negro agarra el condón y se lo trata de acomodar en la cabeza a manera de gorra.

Entonces ella le dice con voz suave y seductora

- ¡No bebé! ¿Sabes?? Ahí no se pone, papi...

Entonces le dice el negrote con voz áspera:

- Ya lo sé mamita... Lo estoy aflojando.

Chiste enviado por mi amigo Mariano

Chiste subido por Ramón el 2012-04-09 a las 18:09:07

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *