Chiste: Las cosas no son lo que parecen

Las cosas no siempre son lo que parecen.

Cuatro hombres en un partido de golf.

Tres de ellos se dirigen al hoyo 1 y el cuarto va al club social a pagar los tickets.

Mientras le esperan los otros tres empiezan a presumir de lo bien que les va a sus hijos.

El primero dice: "mi hijo es arquitecto, y le va tan bien, que le regaló a un amigo un chalet en La Moraleja".

El segundo dice: "mi hijo es vendedor de coches, y le va tan bien que le ha regalado a un amigo suyo un Mercedes nuevo, full-equiped".

El tercero dice: "mi hijo es broker de bolsa, y le va tan bien que le ha regalado a un amigo un portafolio completo de renta fija y variable".

En ese momento llega el cuarto hombre, y le dicen: "estamos hablando de lo bien que les va a nuestros hijos, ¿A que se dedica el tuyo?".

El hombre explica: "Mi hijo es gay y trabaja de "dancer" en un club gay".

Los otros tres se quedan callados, compadeciendo interiormente al tipo, que continua explicando:

- "Yo no estoy muy convencido sobre el trabajo de bailarín, pero el chico debe estar haciéndolo muy bien. Sus tres últimos novios le regalaron un chalet en La Moraleja, un Mercedes nuevo y un portafolio de valores...".

Chiste subido por Ramón el 2009-02-17 a las 13:32:19

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes de a ver quien es más... ...