Chiste: Las tres penitencias

Estaban tres hombres en el infierno, a los cuales el demonio les puso tres penitencias:

1º Matar a un león a ostias.

2º Hacer el amor con una mujer 20 veces seguidas.

3º Tomarse 5 litros de orujo hasta el fondo.

El que pasara estas tres pruebas se iba al cielo.

Primero entra un alemán con sus aires de grandeza y dice:

- ¡A ver, tráiganme a la mujer!, empieza: 1, 2, 3, 4, 6, -y sale gritando:

- ¡¡Ya no puedo más!!!

- ¡AL INFIERNO! -dice el demonio.

Después entra un gringo:

- A ver, a mí tráiganme al león.

Lo encierran en la jaula, y se oye:

- Grrr, grrr, grrr, grrr, grrrr, gr..

Al rato sale muy malherido.

-.¡¡Ya no puedo más!!

- ¡AL INFIERNO!'- dice el demonio

Y al final entra un borracho español:

- Estos jilipollas, comenzaron por lo más difícil, a ver, ¿donde está el orujo?

Y lo llevan a la bodega y se toma los 5 litros de orujo y sale pedo, pedo, super pedo:

- ¡¡A ver!! Traedme al leoncito ese, ¡hip!, ¡hip!

- Y lo encierran con el león y se oye:

- Grrr, grrr, grr, grrr, grrr

Y a la hora se oye:

- ¡Miiiiaaaaauuuuu!, ¡miiiiaaaaauuuuu!, ¡miiiiaaaaauuuuu!...

Sale el borracho y dice:

- Y ahora. ¿Donde coño está la mujer esa, que hay que matar a ostias?

Este chiste me lo ha enviado mi amigo Mariano de Molina de Aragón. Muchas gracias.

Chiste subido por Ramón el 2009-07-16 a las 13:06:06

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *