Chiste: No virgen

Una tía que se va a casar y no es virgen y le pregunta a su madre que es lo que puede hacer y ésta le dice:

- Eso no es problema, tú coges un bote de tomate frito y la noche de la boda cuando tu marido no mire lo vacías en la sabana y gritas... ¡me has roto el himen!, ¡me has roto el himen! y verás como el ni se entera.

Al llegar la noche de bodas la tía con las prisas se equivoca de bote y coge una lata de judías con tomate en lugar del tomate frito y ya en la cama ella lo vacía y se pone a gritar:

- ¡Manuel! ¡Me has roto el himen! ¡me has roto el himen!

El tío que mira para abajo dice:

- ¿El himen? yo creo que te rompí la boca del estómago...

Chiste subido por Ramón el 2009-06-19 a las 20:11:08

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes de parejas