Chiste: Padre muy rico

Un señor muy rico tenía una hija muy guapa y con numerosos pretendientes, pero no la había casado aún porque quería que su yerno fuera una persona muy ahorrativa y no desperdiciara nada.

De todos los que habían pedido su mano hasta entonces no había aceptado a ninguno por esta razón.

Sin embargo, su hija iba haciéndose mayor y tenía que casarla ya.

Así que llegó un pretendiente, y le dió una manzana:

- "Vuelve mañana, y me cuentas lo que has hecho con ella".

Al día siguiente vino el pretendiente y le dijo:

- "Pues me la he comido".

Padre :

- "¡Muy mal! Mira, lo que tenías que haber hecho es lo siguiente:

- Con la piel, haces una cuerda.

- La carne, te la comes.

- Con el corazón, haces jalea.

- Y el rabito, lo usas para colgar un cuadro.

De todas formas, te voy a dar una segunda oportunidad.

Te doy este chorizo, y a ver qué has hecho mañana.

Así que volvió el pretendiente al día siguiente, y le contó lo que había hecho con el chorizo:

Pretendiente :

- Con el cordón, me he hecho un cinturón.

- Con la chapa, un anillo.

- La carne del chorizo, me la he comido asada.

- Y con la piel me he tirado a su hija, y aún se la traigo para que se haga una infusión.

Chiste subido por Ramón el 2009-06-16 a las 13:52:26

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes de parejas