Chiste: Sola en una mesa

Un hombre entra en un restaurante y ve a una mujer muy bonita sola en una mesa.

Se aproxima y pregunta:

- Disculpe señorita, he visto que está usted sola, ¿puedo sentarme y hacerle compañía?

La mujer escandalizada, se pone de pie y responde gritando:

- ¿Usted está loco?, pero ¿qué se piensa que soy?

Todo el restaurante lo escucha y el hombre sin saber que cara poner contesta:

- Disculpe yo sólo quería hacerle compañía.

A lo que la mujer responde dándole una bofetada al hombre:

- ¡¡¡¡Y encima insiste!!!! ¡¡Atrevido!!

El hombre completamente abochornado se va a la otra punta del restaurante y decide sentarse allí.

A los pocos minutos la mujer se levanta y se acerca a la mesa de él.

- Disculpe por la forma que lo traté antes, pero soy psicóloga y estoy estudiando el comportamiento de las personas ante situaciones inusitadas.

El hombre se levanta y contesta gritando:

- ¿¿100.000 pesetas?? ¡¡Estás loca!! ¡¡Ninguna puta vale eso!!

Chiste enviado por el amor de toda mi vida Elena. Muchas gracias.

Chiste subido por Ramón el 2009-12-07 a las 13:12:43

Compartir:

Comentarios:

Todavía no hay ningún comentario

 

Nombre *
E-Mail *
Web
Comentario *

Categorías del Chiste:

Chistes de parejas

Chistes de bares