It Follows – 2014 – David Robert Mitchell

 

 

Tengo un problema con las pelis de terror: me olvido fácilmente de ellas.

 

Debe ser que tengo alguna parte de mi cerebro minusválida, incapaz de recordar estas pelis.

 

Solo unas pocas quedan en mi memoria.

 

Ésta que nos ocupa creo que va ser de las últimas. De las que no podré olvidar.

 

La primera escena es tan desconcertante como atractiva.

Un plano secuencia de poco más de un minuto.

La cámara situada en medio de la calle.

Una chica sale de su casa con pijama, con cara de terror.

Su padre le pregunta qué le pasa.

La cámara se mueve en circunferencia siguiendo a la muchacha que vuelve a entrar a la casa.

Sale con un bolsito.

Se monta en un coche y se va todo lo rápido que puede.

 

Esta escena, rodada con maestría, es suficiente para fascinarme.

 

Pero éste no es el único momento excitante.

 

Toda la peli rebosa una atmósfera inquietante.

 

En el cine coincidí con Don Francisco, antiguo profesor de literatura de mi hija.

 

Discutimos, cuando terminó la peli, sobre en que época se desarrolla.

 

No hay móviles, ni ordenadores.

Las teles parecen de los ochenta.

Una de las chicas lee libros en un dispositivo pequeñete con forma de concha.

Al principio de la peli una parejita va al cine a ver Charada de 1963, la peli de Stanley Donen con Cary Grant y Audrey Hepburn.

En la tele se ven pelis de serie B de monstruos de los años cincuenta.

Aparecen revistas porno.

Su vestuario impresiona (dudosamente) de actual.

Parece que se desarrolla en Detroit, con barrios, antes residenciales, ahora abandonados.

 

Hay otro aspecto muy inquietante.

La ausencia de personajes adultos.

Todos son jóvenes, excepto los perseguidores que cubren todo el espectro de edades.

La maldición persecutoria se trasmite vía sexual, como si fuera una enfermedad venérea, lo cual introduce un morbo añadido y le da un aire moral, o más bien amoral.

En los perseguidores hay un carácter lascivo bastante malrollante.

 

Uno de los defectos frecuentes de las pelis de miedo es la falta de consistencia interna del guión.

Aquí la estructura narrativa está bien equilibrada, manteniendo una perfecta coherencia interna.

 

La peli es inquietante, con escasos sustos, pero mantiene una tensión electrizante.

 

Salí del cine mirando atrás, por si alguien me seguía.

 

Me parece que no la voy a poder olvidar. ¡¡¡Socorro!!!

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de HolaSoyRamónVídeos

 


 

 

It_Follows-990733421-large

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un Comentario

MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: