Empatía – 2017 – Ed Antoja – Cine Club Alcarreño

.

Empatía - 2017 - Ed Antoja

.

La andadura del Cine Club Alcarreño se inicia esta temporada con este docudrama de 75 minutos. 

 

Podríamos pensar que un plato ligero por su duración y por su tono amable.

 

Pero trata un tema muy polémico y complejo.

 

El meollo es el maltrato animal y la alimentación. Para concluir que hay que hacerse vegano.

 

Su director y protagonista, Ed Antoja, es convencido, más bien adoctrinado, para integrarse en la secta del veganismo.

 

Uno de los problemas de las sectas es que sus miembros se creen superiores a los demás y en posesión de la verdad.

 

Pasa igual que los consumidores de Apple o los poseedores de la Termomix.

 

En el caso de los veganos, además nos quieren hacer sentir malas personas porque nos ponemos cinturones de piel o porque nos gusta el cachopo (por cierto, qué gran invento).

 

Independientemente de todo lo expuesto, el documental dice verdades como puños.

 

Vivimos en la sociedad del despilfarro.

 

Una de las formas que tenemos cotidianamente de derrochar es comiendo carne en exceso.

 

Es cierto que para producir un kilo de proteína animal se necesitan 10 Kg de cereales.

 

Comemos un exceso de proteínas. Solo necesitamos de 0.8 a 1 gr de proteínas por Kg de peso y día.

 

Yo con 90 gr de proteínas sería suficiente.

 

No olvidemos que los cereales tienen un 15% de proteínas, las legumbres un 30% y los frutos secos cantidades no despreciables de este principio inmediato.

 

En los países del tercer mundo, en los que son vegetarianos por obligación, hay personas que no prueban la carne en su vida y por ello no están mal alimentados.

 

En España, donde tanta necesidad se pasó en la posguerra, comer carne fue un lujo, que solo se podían permitir los señoritos.

 

La cría intensiva de ganado ha conseguido abaratar los precios de la carne y democratizar un producto. Así familias con bajos ingresos se pueden permitir “el lujo” de comer carne a diario.

 

Es cierto que los animales sufren en estas granjas y que su muerte es dolorosa. Y está bien que se denuncie.

 

Pero llegamos a una paradoja que me abruma. Si de pronto todos nos volviéramos veganos, ¿qué pasaría?

 

Lo primero que los laboratorios fabricantes de vitamina B12 se pondrían las botas (no de piel animal, por supuesto).

 

Lo siguiente que millones de animales serían sacrificados para vaciar unas granjas que no tendrían utilidad.

 

Miles de empresas cerrarían.

 

A los niños me imagino que se les dejaría tomar leche. ¿O solo de soja o de almendras?

 

Estas llamadas “leches” vegetales no son más que zumos de estas plantas y carecen de calcio en una cantidad apreciable. El calcio contenido en los vegetales es escaso y se absorbe muy mal. La fuente de calcio para todas las edades es la leche y los derivados.

 

Condenaríamos a todas las generaciones venideras al raquitismo.

 

Tal vez la solución sea algo intermedio.

 

Deberíamos de comer menos carne, llevar una dieta variada y equilibrada e intentar que la vida de los animales en granjas intensivas sea mejor, aunque el precio de la carne sea mayor.

 

El que quiera ser vegano que lo sea, me parece fenomenal, pero que no intenten crear en mí un complejo de maltratador de animales.

 

En los pueblos de toda España se ha convivido con los animales y se ha tenido claro que están al servicio de la subsistencia del hombre.

 

Cuando el conejo tiene ocho meses y está tiernecico, se le desangra, se le mata, se le limpia y a la olla.

 

Nadie ha percibido maltrato en este conejillo que ha cumplido su función en la vida.

 

Estas cosas del animalismo me parece que solo son postureo de urbanitas de clase acomodada.

 

Ya sé que lo que digo puede ofender muchas sensibilidades, pido disculpas.

 

Quede claro que tengo el máximo respeto hacia los animalistas, que nunca en la vida les obligaría a ver una corrida de toros, ni asistir a un matadero, ni a comer cachopo, ni bocadillos de jamón con tomate, ni a tomarse un yogurt de postre, ni a llevar zapatos de marca.

 

Es más si alguien alguna vez les quiere invitar al Buger King daré la cara por ellos y diré: “invítame a mí que no tengo escrúpulos, y al animalista le invitas a La Zanahora Feliz“.

 

 

Mi puntuación: 6,21/10.

.

Empatía - 2017 - Ed Antoja2

.

El director Ed Antoja:

Ed Antoja

.

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 

En Vimeo: vimeo.com/holasoyramon

 

 

Podcast de Holasoyramon

.

Un truco para encontrar la crítica de una peli rápidamente:

Pon en Gloogle “hola soy ramon” y el título de la peli.

.

empatia-884030322-large

.

.

Tags: , , ,

2 Comentarios to “Empatía – 2017 – Ed Antoja – Cine Club Alcarreño”

  1. Rodrigo says:

    Totalmente de acuerdo. No se podría expresar mejor

  2. Ramón says:

    Muchas gracias. Siempre tan amable.

    Teniendo tu aprobación voy al fin del mundo.

    Besossssssssssssssssss

Deja un Comentario

MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: