Recuerdo a mi padre

 

El día 11 de Febrero mi padre era intervenido urgentemente y al día siguiente fallecía, después el velatorio y el 14 el entierro.

 

Cuatro días de tristeza y grandes emociones que nunca olvidaré.

 

Desde entonces no he colgado nada en holasoyramon, no he tenido ánimo. Ahora que casi ha pasado un mes y he comenzado a digerir lo ocurrido he decidido reanudar la actividad pero antes tenía que escribir sobre mi padre.

 

Murió a los 85 años y creo que no llevó mala vida.

 

Fue el más pequeño de 23 hermanos, tuvo su gran aventura de infancia durante la Guerra Civil, se casó, tuvo tres hijos, conoció a sus cinco nietos y cumplió la ilusión de visitar la Expo de Zaragoza. En fin, una vida sencilla y espero que feliz.

 

Cuando era niño tenía fiesta los miércoles por la tarde, entonces los sábados por la mañana había colegio y se tenía fiesta esa tarde, mi padre procuraba librar ese día para llevarme al cine. Íbamos al cine Monumental en la calle General Franco (ahora, afortunadamente, es Conde Aranda) a ver películas de romanos. Esperaba con ilusión ese día. Me prometí que cuando tuviera hijos los llevaría mucho al cine.

 

También le recuerdo de veraneo (entonces se llamaba así) en Panticosa, bañándonos en el río de aguas heladas o caminando desde el pueblo al Balneario por senderos y la carretera.

 

Mi padre siempre tuvo inquietudes intelectuales. Gran lector hasta sus últimos días. Aficionado al jazz especialmente a Louis Armstrong.

 

En los años sesenta escribió una novela que en 2000 pasé a Word y la encuaderné para él y mis hermanas. Por su casa hay escritos que habrá que buscar y leer.

 

Era un personaje curioso. Hablaba muy bajito aunque estaba bastante sordo. Siempre se afeitaba una patilla más larga que la otra. Casi siempre llevaba traje, incluso los días más calurosos de verano.

 

Aunque era mayor hemos sentido mucho su fallecimiento. Como me decía un amigo: estas cosas nunca vienen bien.

 

Muchos besos papá.

 

Agradezco mucho a familiares, amigos y vecinos el afecto demostrado.

 

Muchas gracias y muchos besos.

 

 

 

Papá muchos besos

8 Comentarios to “Recuerdo a mi padre”

  1. Carmen says:

    No te puedes llegar a imaginar lo que siento tu dolor. Te estoy escribiendo y estoy con un nudo en la garganta por que yo he pasado por lo que tu ahora tienes que estar pasando. Muchos besos, mucho ánimo y sobre todo que tu recuerdo hacia él siempre sea con una sonrisa.
    Un beso Ramón.
    Carmen.

  2. Mª Jesús de Linares says:

    Hola Ramón y familia, no sabía nada, manoli no me ha llamado, lo sentimos mucho de verdad, disfruta con los buenos recuerdos, de los momentos vividos junto a él y a tirar “p´alante”.Muchos besos y da recuerdos a Elena y tus hijos,que conociéndolos, te estarán dando todo su apoyo y ánimos. Hasta Pronto.

  3. bea curso celadores says:

    Hola, siento mucho lo de tu padre, me extrañaba que no comentases ninguna peli y no quería pensar nada malo pues todo el mundo me dice que soy una pesimista nata…pero la verdad que me extrañaba, y ahora entiendo el porqué.
    Te mando muchos ánimos y debes estar orgulloso de tu padre porque el que te conoce sabe que eres buena persona y eso se lo deberás a él en una gran parte.
    Un abrazo para tí y tu familia.

  4. RATITA says:

    Gracias por escribir sobre él se sentiría muy orgulloso si pudiera leerlo.
    Yo también recuerdo sus tardes de fiesta para llevarme al tubo a comer un bocata de calamares mientras él se tomaba una ginebra con limón. Nunca olvidaré la primera vez que ví La Cenicienta que por supuesto papá me llevó a verla porque a él le encantaba Disney.

    No hizo falta que tuvieras hijos, recuerdo con mucho cariño ir al cine, tú, tus amigos y todos los hermanos pequeños, nos juntábamos un montón y lo pasábamos muy bien.
    Bueno me ha costado muchas lágrimas leer lo que has escrito y escribir esto pero me alegro de haberlo hecho.
    MUCHOS MUCHOS BESOS. Mira al cielo y verás dos estrellas juntas son papá y Nike como dice tu sobrina.

  5. Pilar Bernadó says:

    Antes del funeral se me acercó el sacerdote porque quería saber algo de nosotros… le gustaba dijo, personalizar un poco la ceremonia… aunque el sacerdote resulto nefasto (pero esa es otra historia), le dije que todos los que estábamos allí estaríamos de acuerdo en decir que mi padre … “era un hombre bueno”.
    Se fue para siempre el 12 de febrero, y aunque estaba sedado, para mí es un consuelo saber que en ese momento en el que todo termina, Ramón y Elena estaban a su lado en la UCI…
    Ahora tengo alojada una pena en el corazón que a menudo se me apodera y me hace llorar.
    El duelo no acaba en el funeral… se prolonga cada vez que reparo en que ya no estás.
    Si algo le hacía feliz era tenernos a todos juntos… no somos muchos, pero siempre montamos un gran jaleo, y aunque efectivamente él era un hombre callado siempre le sorprendía sonriente, presidiendo la desvencijada mesa de su salón, feliz de vernos felices…
    Y sus nietos… solo con verlos se le iluminaba la cara.
    Siempre estarás en mi corazón (en realidad siempre lo has estado) y te prometo que seguiremos siendo igual de ruidosos e igual de felices y así… será muy fácil verte sonreír de nuevo.

  6. Alberto says:

    Querido Ramón aunque hace ya muchos años, todavía recuerdo los agradables momentos que pasamos en casa de tus padres, allá en nuestra época de estudiantes universitarios (¡cómo olvidar aquel glorioso Día del Holocausto en que nos pusimos ciegos de judías blancas!); y mucha culpa de que aquellos momentos fueran tan agradables la tenían tu madre tan alegre y expansiva y, aunque más callado, tu padre a quien recuerdo, como efectivamente señala tu hermana Pilar, como un hombre esencialmente bueno y con una cordialidad que invitaba a volver a visitar esa casa.
    Un beso para tí y toda tu familia.

  7. Marta B. says:

    Hola primicos. Me ha parecido conmovedor el recuerdo que le haceis a vuestro padre. De seguro que estará muy orgulloso de vosotros.
    Nadie puede explicar el alcance y profundidad del dolor por un hecho así, ni describir el vacío que deja, que nada ni nadie puede llenar.
    Me vienen a la mente recuerdos de historias que mi madre y mi abuela contaban de cuando vuestro padre y mi madre eran pequeños. De vidas sencillas pero llenas de “aventuras”.
    Se que este proceso tiene que ser muy duro así que os mando todo mi cariño, rodearos siempre de vuestros seres queridos porque en vuestro amor permanecerá el de vuestro padre.
    Muchos besicos a todos.
    Marta

  8. [...] fue mi padre, se han ido varios amigos y ahora [...]

Deja un Comentario

MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: