El tiempo entre costuras (Serie de TV) – 2014 – Ignacio Mercero, Iñaki Peñafiel, Norberto López Amado

 

Siempre he sentido un placer especial en ir contracorriente.

 

Esta serie española producida por Boomerang TV y Antena 3 Televisión ha tenido un gran éxito y conozco personas cabales a las que les ha gustado mucho.

 

A mí me ha parecido penosa e insufrible. Tal vez esté acostumbrado a series de tanta calidad como Breaking Bad o Los Soprano. También me puede haber influido el deseo de ver la cuarta temporada de The Walking Dead, que ya he empezado (ya he tenido alguna pesadilla).

 

Vayamos por partes, como decía el descuartizador.

 

El guión:

 

Ya sé que está basado en la novela de María Dueñas, pero la historia de esa modistilla de clase baja que asciende socialmente en la España de los treinta y cuarenta, no me la creo. Que se meta a espía de alto nivel resulta cómico.

 

La historia es demasiado reiterativa. Todas las escenas de clientas en la modista son iguales.

 

A muchos personajes se les intenta dar un empaque especial como a Candelaria o el amigo gay de Tetuán pero todo queda en buenas intenciones.

 

Hay una intensa voluntad en conseguir buenas ambientaciones, reconozco el esfuerzo de producción, pero la mayoría de los escenarios resultan poco creíbles, falsos.

 

Todos los personajes extranjeros hablan con un insufrible acento menos Marcus Logan (el galán), ese periodistabarraespía que habla perfecto castellano, a pesar de ser inglés.

 

De la costurerilla Sira Quiroga se enamoran todos los hombres de la serie. Pero ¡por favor!

 

La dirección:

 

La estructura es de puro culebrón. Con una dirección que intenta buscar la emoción a toda costa, con primeros planos y música que  indica o incluso obliga a sentir emociones. La banda sonora, que he oído decir que es “muy bonita”, da a la historia el carácter de melodrama.

 

La dirección es de manual de telefilm barato.

 

La protagonista:

 

La serie se basa en la presencia insistente y machacona de Adriana Desastre, perdón Ugarte. Esta chica tiene una capacidad interpretativa muy limitada y está entre penosa y ridícula.

 

Es monina pero poco más. Se insiste en colocarnos primeros planos de esta Adriana Lacagaste, perdón Ugarte, cuando hubiera sido más adecuado irle colocando alguna máscara como en el teatro griego, hubiera transmitido más emociones.

 

Los actores:

 

Magníficos los actores veteranos, como es habitual en cine español.  como Candelaria como Vázquez como doña Manuela

 

Penosa  (la nieta de La Faraona) como Jamila con una imitación de acento marroquí que resulta cómico.

 

Maravillosa  interpretando a una magnífica Rosalinda Fox. Esta actriz tiene esa rara habilidad de emocionar y su presencia mejoraba los capítulos en los que intervenía y oscurecía a Adriana Nopuedoaguantarte, perdón Ugarte.

 

Después del éxito conseguido supongo que se seguirán haciendo series de supuesta calidad. Animo a las televisiones  a que lo hagan. Pero también les insto a que se superen.

 

El final de esta El tiempo entre costuras da la posibilidad de hacer una secuela. Hago una sugerencia que en lugar de tener a Adriana Loestropeaste, perdón Ugarte, como prota hagan un spin-off y sea Rosalinda Fox el personaje principal.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

 

 

El_tiempo_entre_costuras_Serie_de_TV-341395574-large

.

.

.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un Comentario

MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: