El Blog de Hola Soy Ramón!

 

Entradas con el tag: ‘Catherine Lacey’

El sirviente – 1963 – Joseph Losey – Taller de Cine de Azuqueca de Henares

10/10/2015

 

 

El sirviente es una obra hecha a seis manos.

 

La de su director: Joseph Losey, un exiliado norteamericano en Londres.

 

Su guionista: Harold Pinter que fue reconocido con el Nobel de literatura.

 

Y su protagonista: un inconmensurable Dirk Bogarde, que asumió la función de director durante el tiempo en que Losey estuvo hospitalizado por neumonía.

 

Aunque no hay que olvidar al director de fotografía Douglas Slocombe que creó un ambiente memorable que contribuye fundamentalmente a conseguir una obra maestra.

 

Posiblemente se trate de un drama psicológico.

 

La relación señor-criado se va viciando a lo largo del metraje.

 

Hay superioridad, pero también dependencia.

 

Ese adinerado joven con un proyecto en Brasil, una especie de sueño, que todo el mundo da por hecho que no se va a cumplir, porque este joven sencillamente es un inútil.

 

Y hasta tal punto es su incapacidad personal que necesita absolutamente de su criado, que lo mal cría para hacerlo más inútil y más dependiente.

 

Ese sirviente es malvado y constantemente parece expresar con su mirada lo contrario que ejecuta con sus actos. Es irreverente, maleducado, pero parece lo contrario.

 

A pesar de todo esta pareja, posiblemente con pulsión homosexual vive en armonía que se verá alterada por la presencia de las mujeres.

 

Primero la novia que no soporta (aparentemente) al criado que se inmiscuye en su relación.

 

Entre ellos (novia y mayordomo) se establece una competencia hacia el tonto del señor, que debe de decidir su definición sexual eligiendo a una o a otro.

 

Después la presencia de la falsa hermana que representa la perdición, esa tentación que lleva al desastre, cual Eva que rompe el Paraíso.

 

Esa chica de falda demasiado corta es introducida por el sirviente para romper su relación con su amo y, en definitiva, demostrar su poder con su ausencia.

 

En el tramo final se llega a una decadencia total con un ambiente viciado con una situación absurda.

 

Los juegos son luchas de poder. Eso es representado magníficamente por el director que coloca al señor tirando la pelota en la parte superior de las escaleras, o al sirviente en un plano superior cuando le incita a tomar láudano para sumergirlo en el vacío.

 

Todo muy turbio, muy oscuro, muy raro.

 

Pero además contado con una fotografía (maravillosa) en blanco y negro, muy contrastado en el interior de la casa que es retratada desde todos los ángulos y los puntos de vista.

 

La constante presencia de los espejos, que componen una visión de una realidad deformada que juegan con el espectador confundiéndolo, sin saber si lo que ve es el reflejo o la realidad misma.

 

Los cuatro protagonistas, Dirk Bogarde, Sarah Miles, Wendy Craig y James Fox, están soberbios.

 

Dirk Bogarde componiendo un personaje que hace lo contrario de lo que piensa, malévolo, manipulador, un cabrón.

 

Sarah Miles una especie de lolita que rompe (intencionadamente) la armonía (falsa) de un hogar en “perfecto” equilibrio.

 

Wendy Craig, soberbia prometida, consciente de la ineptitud de su novio, que está celosa de la relación con su criado.

 

James Fox, el señor inútil, perfecto representante de una clase social parásita, incapaz de valerse por sí misma.Tan poderosa como absurda, cuyo único mérito es tener dinero, que no sabe ni cocinar su comida, ni limpiar su porquería.

Posiblemente es el que sufre la mayor degradación moral y personal durante la película, aunque desde el principio se delata como un tontoelculo.

 

La turbiedad de la peli sigue perfectamente vigente.

 

Seguro que en el debate encontraremos muchos más matices. Es una peli perfecta para discutir.

 

Felicitar a Jose y Susana por esta magnífica elección.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

El_sirviente-230580390-large

.

.

.

.

.

.




La vida privada de Sherlock Holmes – 1970 – Billy Wilder

16/02/2014

 

Vemos esta peli en el Club Amigos del Cine. Carlos y Antonio la habían recomendado dentro del ciclo dedicado a .

 

No recordaba haberla visto pero durante su proyección había escenas que me sonaban levemente.

 

Se basa en un guión de 260 páginas con un presupuesto de 10 millones de dólares.

 

 era un gran admirador de las novelas del escocés Sir Arthur Conan Doyle desde la infancia.

 

El rodaje se extendió a seis meses. Su duración inicial era de tres horas y veinte minutos, con un descanso a mitad de proyección.

 

Se estructuró en varios episodios con un título específico para cada uno.

 

Pero varias secuencias fueron suprimidas. Como un escena inicial en la que el nieto del Doctor Watson reclamaba su caja en el despacho de Cox & Co.

 

También se eliminaron escenas sobre la vida universitaria, en Oxford, de Holmes que explicaba su animadversión hacia las mujeres.

 

United Artists había cosechado importantes fracasos comerciales en 1969 y temía que el excesivo metraje no fuera rentable por lo que se encargó de reducir la peli a 125 minutos. Se suprimió el formato episódico. Dos partes fueron eliminadas de forma completa (“El Terrible Empresarial de la Naked Honeymooners” y ”El curioso caso de la Upside Down Room”).

 

No se puede asegurar que estas partes eliminadas se hayan conservado para la posibilidad de editar la peli completa.

 

Ernest Walter se encargó de cercenar la peli. Wilder nunca estuvo de acuerdo con los recortes.

 

Originalmente, las escenas con el Monstruo del Lago Ness estaban destinadas a ser filmadas en el lago real. Se llegó a construir un monstruo de tamaño natural pero se hundió y no se pudo recuperar.

 

Wilder también era coproductor pero no sintió mucho la desaparición del animal acuático, a diferencia de su constructor que lloró desconsoladamente.

 

El segundo Ness solo era cabeza y cuello en un estanque de un estudio.

 

Se pensó en Peter O’Toole para interpretar a Sherlock Holmes y en Peter Sellers como Dr. Watson pero Wilder prefirió actores poco conocidos.

 

Miklós Rózsa había compuesto en 1956 un concierto para violín que fue utilizado en la peli además de nuevas partituras que fueron realizadas específicamente.

 

John Williams compuso una pequeña parte de la banda sonora pero sus escenas estuvieron entre las eliminadas.

 

 interpreta a Mycroft Holmes, este actor había dado vida a Sherlock Holmes previamente en varias películas.

 

, un actor sin fama, volvió a interpretar al famoso investigador en una producción teatral y en algún episodio de televisión.

 

Esta peli responde algunas de las preguntas que siempre nos hemos hecho sobre esta pareja: ¿Estaban liados? ¿Era homosexual Sherlock Holmes? ¿Tenía idea de medicina el Dr. Watson? ¿Era toxicómano Holmes? ¿Es capaz una mujer desnuda de obnubilar la mente de Sherlock? ¿Le puede importar a   más los secretillos sobre Holmes que la trama de intriga? ¿Cómo hubiera sido esta peli si durara más de 200 minutos?

 

Las respuestas son: No, no, no, sí, sí, sí y vaya usted a saber (por este orden).

 

Efectivamente a  le apetece más contar porqué Holmes es un misógino de tomo y lomo que el caso que tiene que resolver.

 

El Sherlock frío, calculador, observador desaparece ante la visión de una mujer bella y desnuda. Ella sí que demuestra ser fría y calculadora y sabe utilizar sus encantos para confundir y aturdir al listillo y presuntuoso protagonista.

 

Holmes atontado por la pasión se convierte (sin quererlo) en agente al servicio del gobierno alemán.

 

Wilder, gran conocedor del alma humana, desmitifica y reduce a  Sherlock Holmes.

 

Una peli llena de diálogos brillantes y de fina ironía en la que se deja desvelar el pensamiento del protagonista. Una tragedia amorosa, la muerte de su prometida, le hace afirmar que las mujeres no son de fiar.

 

Y al final la historia se repite y va a buscar el refugio de las drogas.

 

El Dr. Watson acapara los momentos más cómicos, convertido en un bufón.

 

Especialmente divertida es la escena con la Reina Victoria que no inaugura a Jonás.

 

Los enanos que aparecen en la peli padecen enanismo hipofisario por déficit de producción de hormona del crecimiento desde la infancia, su aspecto es el de niños pero su facies revela su edad real. Actualmente esta enfermedad tiene tratamiento sustitutivo hormonal.

 

Otro tipo de enanismo es el acondroplásico. En estos pacientes la producción de hormona del crecimiento es normal pero tienen un defecto en las metáfisis de crecimiento de los huesos largos. El tamaño del tronco y de la cabeza es normal, en cambio sus extremidades son más cortas.

 

Los pigmeos padecen una resistencia periférica a la acción de la hormona del crecimiento y eso justifica su pequeña talla pero su cuerpo proporcionado, es un trastorno genético al igual que la acondroplasia.

 

Otro detalle médico. Se habla que la droga utilizada es cocaína cuando lo más probable es que sea morfina, droga depresora, muy usada en esa época. La heroína fue sintetizada en el siglo XX.

 

Volviendo a la peli. A mí me ha gustado pero en mi opinión es una obra menor en comparación a otras obras maestras del genial .

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

 

La_vida_privada_de_Sherlock_Holmes-130580905-large (1).

.




MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: