¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre? (Avanti!) – 1972 – Billy Wilder – Taller de Cine de Azuqueca de Henares

.

Que_Ocurrio_Entre_Mi_Padre_Y_Tu_Madre-Caratula

.

Considero a Wilder como uno de los mejores directores de la historia del cine.

 

Algunas de sus pelis están en la lista de mis favoritas (Primera plana, Irma la dulce, “Uno, dos, tres”, El apartamento, Con faldas y a loco, Testigo de cargo, Traidor en el infierno, Perdición).

 

Tengo el extraño don de olvidar las pelis malas, o mejor dicho, las que no me gustan.

 

Haciendo memoria esta peli que nos ocupa la vi, hace muchos años, en la tele y posiblemente no la terminara.

 

La comedia es un género muy complicado y tiene que mover resortes en tu interior para que te agrade, que esta producción, desde luego, no ha movido en mí.

 

No consigo entrar en la trama en ningún momento y lo que a mis compañeros de sala les hace partirse de risa, a mí me llega a irritar.

 

Considero que reírte de los demás es generalmente sano, aquí Wilder se ríe de los italianos.

 

Los ridiculiza hasta el esperpento.

 

Eso me molesta profundamente.

 

Lemmon interpreta a este ejecutivo norteamericano que llega al país mediterráneo con la superioridad anglosajona, con ese detestable supremacismo hacia lo del sur.

 

Da la impresión que Wilder comparte esa actitud.

 

A mí me gusta reírme del poderoso, del malo, pero no del que me siento hermano.

 

Y si me río es porque expongo los defectos desde un punto de vista de igualdad, como hacía Berlanga, sintiendo que nos reímos de nosotros mismos.

 

Por eso las gracietas reiteradas menospreciando a los italianos me desagradan intensamente.

 

Toda la comicidad de la peli se basa en eso. Por eso no la soporto.

 

Otro asunto también muy incómodo es la burla a la supuesta obesidad del personaje interpretado por Juliet Mills, una chica estupenda, muy atractiva física y personalmente.

 

Se vuelve a hacer comicidad del débil por algo que en absoluto es un defecto.

 

Tampoco me creo el idilio entre Lemmon y Mills. Nadie se puede sentir atraído por un individuo tan despreciable y lleno de prejuicios como este americano prepotente.

 

Lo pasé mal durante la proyección.

 

Tenía la extraña sensación de ser un bicho raro que no disfrutaba como los demás, incapaz de encontrar humor.

 

No abandoné la sala por educación y porque nunca lo he hecho.

 

Dos horas y pico de sufrimiento.

 

Espero que nadie comparta mi opinión.

 

Quede claro que una peli no me agrade no significa, para nada, que no esté a gusto, incluso entusiasmado, con el Taller de Cine de Azuqueca de Henares y agradecido a Susana y Jose por su ejemplar dedicación.

.

.

Mi puntuación: 2,17/10.

.

1972-Que-ocurrio-entre-mi-padre-y-tu-madre-Billy-Wilder-Cliche-prensa

.

maxresdefault

.

El director Billy Wilder:

Billy Wilder

.

 

Muchos besos y muchas gracias.

.

Chistes y críticas en holasoyramon.com

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

En Vimeo: vimeo.com/holasoyramon

Podcast de Holasoyramon

.

Un truco para encontrar la crítica de una película rápidamente:

Pon en Gloogle “hola soy ramon” y el título de la peli .

.

avanti-421385272-large

.

.

Tags: , , , , , , , , , , ,

3 Comentarios to “¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre? (Avanti!) – 1972 – Billy Wilder – Taller de Cine de Azuqueca de Henares”

  1. Carlos says:

    Todos tenemos nuestras fobias, Ramón, te perdonamos. A mí las gracietas contra los italianos y la gorda (que está de lo más apetitosa, pero gorda) me gustan mucho.
    Yo creo que es una película menor dentro de la filmografía Wilder, pero no por ello deja de ser una comedia muy divertida.
    Lo que a mí más me ha gustado es la ironía con que trata la pasión amorosa… lo que Ortega llamó “imbecilidad transitoria” (hoy he venido estupendo, perdón)
    En la peli Wilder nos habla de un ejecutivo con mujer, hijos y casa con jardín que de repente descubre que su padre había tenido una gran pasión secreta y él mismo acaba enamorándose de la hija de la amante de su padre. Como es una película todo sale bien y los espectadores salimos del cine enamorados de la gorda y soñando con escaparnos a Italia a pasar el verano con la mujer de nuestros sueños, que obviamente no es nuestra mujer.
    Lo malo es que en la vida real todo es mucho más complicado y esas cosas acaban saliendo siempre mal. Wilder lo sabe y por eso la película esconde ese punto pesimista dentro de lo divertido que es todo, tan propio de Wilder.
    Una de las cosas que más me gusta del cine es que me permite enamorarme durante dos horas sin correr ningún riesgo.
    Como el otro día fue el día de la poesía, yo también me quiero venir arriba y termino con unos versos de José María Jurado que vienen muy bien al caso:

    Cuando el viento encrespe la melena escarlata de Maureen O’Hara
    como una higuera celta entre las ruinas, indómita,
    lo mismo que una cierva pelirroja por los prados verdes de Irlanda,
    cuando el corazón me golpee el pecho y se requiera
    la estatura del roble y la tranquilidad del haya…
    ¿La besarás por mí, John Wayne?

  2. Alberto says:

    Ja, ja…que bueno tu comentario Carlos!!

    Caramba Ramón, qué duro has sido con un director tan adorado por ti y por cualquier cinéfilo que se precie. Comprendo que dada la trayectoria de Billy Wilder, sea difícil decidir cuales son sus mejores películas y para algunos esta no está entre ellas, pero a mi me ha gustado mucho. Creo que tiene todos los ingredientes propios del director y que han hecho nuestras delicias: un guión en el que todo encaja como un perfecto puzzle, un ritmo narrativo “allegro ma non tropo”, mucho humor, enredos, malentendidos, sutilezas, mordacidad, crítica social….. Particularmente no me mondo de risa con las comedias que ha filmado Billy Wilder pero en ninguna se me va la sonrisa de la cara mientras dura la proyección, aderezada con alguna que otra carcajadita, y me vuelve a venir cuando las recuerdo o las comento con otros.

    La burla sobre los italianos yo creo que hay que entenderla en clave de comedia más que forma despectiva, una especie complicidad entre personas que saben reírse de sí mismas; si no, hubiera quedado demasiado pastel (acordémonos de los pastelitos de Woody Allen sobre España e Italia por ejemplo en sendas comedias no muy lejanas). También critica, yo creo que de forma más mordaz, el estilo de vida americano y es evidente que en esa contraposición de estilos de vida sale ganando el estilo mediterráneo. Detrás de los tópicos de los que se vale para proporcionar algunos elementos de comicidad, hay infinidad de guiños que implican un trato amable hacia los italianos y los mediterráneos en general. No voy abundar en ellos porque me volvería a extender, lo dejo para el debate.

    De acuerdo que la manera en que trata el protagonista (Wendell) a la protagonista (Pamela) es desagradable, pero eso lo entiendo en el contexto de la descripción de cierto prototipo de americano prepotente, triunfador, que no tiene miramientos a la hora de despreciar a quien considera inferior, para el que todo se mide en dinero y que sigue unas rígidas normas victorianas de comportamiento (afortunadamente no todos los americanos son así) pero que finalmente muerde el polvo de poner en tela de juicio determinados valores (sus padres no eran los pilares que el creía, el triunfo no lo es todo en la vida, el sexo se puede entender de otra forma) para iniciar un camino de transformación que se intuye lo llevará a ser una persona más humana, vitalista y con otra alegría de vivir. La referencia a la liberación sexual es clara y probablemente en el guión original lo era más ya que, según parece, los protagonistas originales eran dos varones cuyos padres habían mantenido una relación homosexual y que la censura americana obligó a Wilder a modificar el guión.

    Jack Lemon está fantástico con una interpretación cómica pero sin pasarse y cambiando asombrosamente de registro cuando la narración lo requiere y transita por momentos emotivos, incluso poéticos. Y respecto a Juliet Mills que vamos a decir, totalmente de acuerdo contigo y con Carlos en que es una delicia y le da el tono perfecto al personaje.

    Vamos, que me lo pasé fenomenal.

    Yo también te perdono Ramón

  3. Elena says:

    La película “avanti, avanti ” me gustó muchísimo, especialmente el trato tan libre del cuerpo, los desnudos tan absolutamente naturales, con la belleza sencilla e inocente del mamifero humano normal; me gustó la apertura que se adivina en las relaciones sexuales y me parece que retrata muy bien la hipocresía del sistema americano. En mi opinión, congenia y se identifica con el estilo de vida mediterráneo, riéndose y ridiculizando explicitamente de los puritanos,engreídos,rígidos protestantes ,teóricamente”productivos” y autoproclamados ,con soberbia, Amos del Mundo, es decir a los americanos, incluso en su gusto artificioso por físicos que corresponden a las “radiografías sociales”que tan bien retrata en su plena fatuidad Tom Wolf en “La hoguera de las vanidades”. También da unas interesantes pinceladas de corte feminista (por supuesto, considerando el contexto social de la época) reivindicando la autonomia económica y la libertad sexual y emocional femenina. Disfruté mucho de la peli , de los paisajes, de la guapa y sexy Julieta Mills y del histriónico Jack Lemon. Y me encantaría bañarme desnuda en ese mar y saludar con alegría y libertad a los pescadores !!!! Besos y gracias.

Deja un Comentario

MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: