El jovencito Frankenstein – 1974 – Mel Brooks – Taller de Cine de Azuqueca de Henares

.

young_frankenstein-357560893-large

.

Recuerdo que cuando se estrenó tuve problemas para entrar a verla.

 

Debía de ser para menores de 18 acompañados, que era una modalidad en la que para entrar a ver la peli tenías que tener más de 14 e ir con un adulto.

 

Con ese tipo de limitación siempre actuaba igual. Sacaba mi entrada y me dirigía seguro hacia el acomodador que generalmente me impedía pasar. Esperaba unos segundos y a la primera persona de edad que veía le pedía que me avalara. Nunca nadie se negó.

 

Me divirtió tanto que la vi dos veces en la misma semana.

 

Unos años después se reestrenó en Zaragoza. Mi prima Mari-Val de Madrid estaba de visita. Era habitual que pasáramos días en su casa en Alcorcón y ellos en la nuestra en el Barrio del Gancho.

 

Cuando vi que estaba en cartelera la llevé.

 

Desde antes de entrar me di cuenta que iba a compartir sala con una cuadrilla de fanáticos de la película que, como yo, la habían visto varias veces.

 

Efectivamente al primer fotograma todo el público aplaudió, incluyéndome a mí.

 

Mi prima con el típico aire de superioridad madrileño, me dijo: “¿aún se sigue aplaudiendo en provincias?”

 

Me partía de risa con muchas escenas, incluso antes de que ocurrieran, acompañando a un público entregado.

 

Mari-Val no entendía nada, no le hacía ninguna gracia.

 

Cuando salimos me preguntó porqué esa reacción del público que ella consideraba desmesurada. Yo no me molesté en explicárselo.

 

La he vuelto a ver muchas veces, calculo que unas veinte a lo largo de mi vida. A Elena también le encanta y es como un antídoto ante la depresión o las horas bajas. Nos ponemos El jovencito Frankenstein y terminamos tan contentos.

 

No pude asistir al EJE con mis amigos del Taller de Cine. La veo en casa delante del PC y me vuelvo a partir de risa.

 

Me encantan los cambios en la chepa de Igor, los relinchos de los caballos al oír Frau Blücher, la expontaneidad de Teri Garr (Inga), la impostura de Madeline Kahn (Elizabeth).

 

La combinación de terror (que no da miedo) y humor funcionan muy bien con claros homenajes a la novela de Mary Shelley y a al clásico de 1931 El doctor Frankenstein.

 

A mí Gene Wilder de crío me hacía mucha gracia. De todos es conocido la prohibición de éste que el director Mel Brooks hiciera un cameo como era habitual.

 

Me lo he vuelto a pasar fenomenal.

.

.

Mi puntuación: 9,04/10.

.

Teri Garr - copia

.

Teri-Garr-Gene-Wilder-Marty-Feldman-Peter-Boyle-and-Mel-Brooks-on-the-set-of-Young-Frankenstein - copia

.

young_frankenstein-111302530-large - copia

.

young_frankenstein-495985840-large - copia

.

El director Mel Brooks:

Mel Brooks

.

.

Otros posts relacionados:

 

 

.

.

Muchos besos y muchas gracias.

.

Chistes y críticas en holasoyramon.com

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

En Vimeo: vimeo.com/holasoyramon

Podcast de Holasoyramon

.

Un truco para encontrar la crítica de una peli rápidamente:

Pon en Gloogle “hola soy ramon” y el título de la peli.

.

young_frankenstein-758141900-large

.

.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

1 Comentario to “El jovencito Frankenstein – 1974 – Mel Brooks – Taller de Cine de Azuqueca de Henares”

  1. Carlos says:

    Esta película la vi en televisión de niño muchas veces y mi hermana Marina y yo nos tronchábamos con ella: algunos de sus gags formaban parte de nuestra fraseología familiar.

    La volví a ver el año pasado porque encontré el DVD en unos saldos del Eroski y me llevé una gran decepción: me resultó pesada y de humor chabacano.

    Ya sin tantas expectativas, viéndola con los amigos del taller de cine de Azuqueca, me lo paso mejor que la última vez: el cine en pantalla grande siempre gana respecto a la pantalla doméstica y además el ver la peli con más gente y la idea de que luego la vamos a comentar me ayuda a centrarme, fijarme en detalles como la fotografía o la interpretación y disfrutar más del espectáculo.

    No diré que siga siendo una de mis películas favoritas pero tampoco es tan mala como había pensado la última vez.

    Me he reído bastante a pesar de que algunos chistes, especialmente los de contenido sexual y escatológico, me han parecido un poco gruesos.

    Ahora entiendo mejor por qué de niño me lo pasaba pipa viéndola, lo cual me reconcilia con mi infancia. Me gustaría saber qué impresión le causaría a un niño de 10 años de hoy.

    En definitiva esperaba pasar un mal rato y salí de la proyección con la satisfacción de haberme divertido y una sonrisa en los labios.

Deja un Comentario

MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: