El gran día (Documental) – 2015 – Pascal Plisson

 

Narra la historia real de Nidhi (15 años, India), Deegii (11 años, Mongolia), Tom (19 años, Uganda) y Albert (11 años, Cuba), dos chicas y dos chicos procedentes de diferentes puntos del mundo que se enfrentan a una prueba que podrá cambiar y mejorar sus vidas para siempre.

 

Esta peli es muy recomendable para exponer en colegios e institutos.

 

Es un alegato a favor del esfuerzo y el intento de superación.

 

Está cargada de buenrollismo.

 

Se nos plantean situaciones felices con buen final garantizado.

 

A mí tanto azúcar me sienta fatal. Tuve una hiperglucemia que me obligó a duplicar mi dosis de Metformina.

 

Ya sé que no es correcto hablar mal de una peli que trasmite valores tan positivos, de los que estamos muy necesitados.

 

No puedo evitar mencionar algunos peros.

 

La niña de Mongolia quiere ser contorsionista. Cuenta con el apoyo de su familia. Las figuras que realiza son muy meritorias, pero  dudo mucho que eso sea bueno para su salud y su crecimiento.

 

Si fuera su progenitor no se lo permitiría.

 

El niño cubano se dedica al boxeo, siguiendo la estela de su padre.

 

El entrenamiento del boxeo es muy completo y muy entretenido, pero su práctica, no cabe duda, es muy lesiva.

 

No parece la actividad física más recomendable para un niño en desarrollo.

 

Tal vez el mayor mérito lo tenga esta niña india, que mientras sus hermanas ven la tele, se dedica a estudiar matemáticas.

 

Tom, el muchacho ugandés, se esfuerza para ser forestal, a lo cual no debo de objetar lo más mínimo.

 

También quiero comentar el paisaje que se nos ofrece en segundo plano.

 

Me ha llamado la atención que la mejor vivienda, donde había más limpieza y mejores instalaciones es en Mongolia.

 

En cambio en India se nos presentan calles llenas de basura, gente bañándose en un río infecto. Absolutamente deprimente la residencia de niñas para estudiar ingeniería.

 

Tras un análisis superficial (no soy capaz de nada profundo) podemos darnos cuenta que el mensaje no es tan limpio.

 

En el documental se da una cifra de los niños que consiguen llegar en India a estudios universitarios. Solo un pequeño porcentaje lo consigue, ínfimo.

 

¿Qué pasa con los que no llegan, a pesar de haberse esforzado?

 

Ese es el verdadero problema, a lo que la peli no da respuesta.

 

El formato de documental es ideal para dar verismo a lo que se contempla, pero esta peli es un falso documental.

 

Todo resulta artificioso: buenos encuadres, diálogos teatralizados, cámara invisible…

 

Lo cual resta fiabilidad a lo que es mostrado.

 

En fin, un buen mensaje no es suficiente para convencerme, si falla el continente y el contenido.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

El_gran_d_a-893459839-large

.

.

.

.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un Comentario

MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: