El Blog de Hola Soy Ramón!

 

Entradas con el tag: ‘José Luis Garci’

La cabina (TV) – 1972 – Antonio Mercero – Taller de Cine de Azuqueca de Henares

1/03/2015

 

La vuelvo a ver con mis amigos del Taller de Cine de Azuqueca de Henares.

 

Recuerdo perfectamente cuando la echaron por la tele. Casi nadie la entendió y los comentarios fueron muy negativos.

 

Yo solo tenía 14 años y a mí me angustió bastante y me gustó. Me callé para no parecer rarito o tonto ante mis amigos que la calificaban de eme.

 

Porque la repercusión en su momento fue muy grande y todo el mundo la comentaba al día siguiente, incluso en el patio de recreo del colegio.

 

Fue un auténtico fenómeno social.

 

La cabina fue emitida por primera vez en La 1 el 13 de diciembre de 1972, más tarde lo haría en el mismo canal el 24 de noviembre de 1973 y el 20 de diciembre de 1992. También fue emitida por La 2 el 27 de abril de 1993, el 28 de octubre de 1996 y el 27 de noviembre de 1998. Tras la muerte de López Vázquez fue colgada en la web oficial de RTVE, donde se puede ver con comentarios del director y del protagonista.

 

Obtuvo numerosos premios y el Emmy al mejor programa de Ficción. (Además destacan el Quijote de Oro de la crítica española al Mejor Director para Mercero, el Premio Nacional de Televisión de 1973; El premio Ondas de 1973 para Mercero; el de mejor programa dramático del Canal 47 de Nueva York en 1973, el premio de la Crítica Internacional del Festival de Montecarlo 1973; Premio Marconi del MIFED de Milán 1973; y el Fotogramas de Plata de 1972 al mejor actor de televisión para José Luis López Vázquez).

 

Ha sido la producción de Televisión española más vista en el mundo.

 

Antonio Mercero cuenta que se le ocurrió la idea de un hombre atrapado en una cabina y el final. Se reunió con Garci y juntos elaboraron el guión durante varias semanas.

 

Mercero rodó el mediometraje durante más de treinta días. Relata que fue dificultoso por la gran cantidad de figurantes.

 

El color rojo de la cabina se eligió para darle un tono agresivo.

 

Se rodó en la Plaza de Arapiles (en donde da comienzo la película), los Scalextric de Atocha, los pasos subterráneos, algunas avenidas madrileñas de reciente construcción, la periferia madrileña, los descampados de la ciudad, en algunos parajes de Portugal, las instalaciones de la Presa de Aldeadávila y la Terminal de carga del Aeropuerto de Barajas.

 

Mercero encontró el escenario ideal en la Presa de Aldeadávila, de hecho cambió parte del guión al encontrar esa grúa gigante que aparece al final. López Vázquez pasó miedo al ver elevar la cabina a gran altura y ante las dudas que el suelo soportara su peso.

 

La cesura metió la tijera. Consideró poco adecuado que durante el traslado de la cabina por las calles de Madrid apareciera una imagen del edificio de Nuevos Ministerios.

 

En su momento tuvo interpretaciones políticas y religiosas, llegando a ver que el helicóptero era el Espíritu Santo.

 

Es sorprendente que hiciera 43 años que no la veía y la recordara perfectamente. Algo ha de tener esta obra para que haya perdurado en mi memoria.

 

Trasmite angustia y desolación, con una sociedad indiferente ante la desgracia del individuo.

 

También es el retrato de una época, del desarrollismo, del centro y la periferia de la capital, de las carreteras…

 

Resume diferentes tipologías individuales combinando el humor con la desgracia.

 

A pesar de no gustar al gran público toda una generación dejó la puerta de la cabina que usaba un poco abierta, poniendo el pie.

 

A mí, a pesar de tantos años, me sigue pareciendo tremendamente moderna. A mi edad se me ha quitado la vergüenza y doy mi sincera opinión.

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Twitter @Holasoyramon

 

Canal de Youtube HolaSoyRamónVídeos

 

Podcast de Holasoyramon

 

 

La_cabina_TV-193739582-large




Centauros del desierto – 1956 – John Ford

7/01/2013

 

Vuelvo a ver otra de las obras maestras del gran Ford.

 

Me voy a centrar en el personaje de Ethan Edwards interpretado por John Wayne.

 

Vuelve después de acabada la Guerra Civil Americana a casa de su hermano. Se ve por su uniforme que pertenecía al ejército perdedor.

 

Solo con las miradas Ford nos cuenta que su cuñada y él habían estado enamorados.

 

Es un hombre desarraigado sin casa, capaz de dejarlo todo y pasar muchos años buscando a su sobrinas raptadas por los indios.

 

Es claramente un individuo racista pero conoce y respeta las costumbres de los indios.

 

Todo esto, y mucho más, nos lo cuenta John Ford con oficio y elegancia.

 

Ford, por trágica que fuera la historia, siempre incluía toques de humor y personajes cómicos.

 

Cuando era niño iba a ver películas de indios y vaqueros y el que en ellas actuara “Juan Vaine” era marchamo de calidad. Con los años me enteré que se decía John Wayne y aún más tarde que muchas estaban dirigidas por John Ford, a esto contribuyó mucho el programa de José Luis Garci ¡Qué grande es el cine! en la década de los noventa. Como su duración era de varias horas lo solía grabar en VHS y lo veía en las noches de guardia.

 

Ford y Wayne se parecían físicamente. Los dos eran unos hombretones, grandes y fuertes. Pero su ideología política era contrapuesta.

 

Cuando de crío veía a Wayne me inspiraba protección y confianza. Siempre se habló de él como de un mal actor. Tal vez solo interpretó un papel en su vida pero lo hizo rematadamente bien. Pero ha pasado con otros grandes actores como Clark Gable.

 

Como anécdota sobre esta peli contaré una muy conocida. En la escena donde Wayne encuentra a su sobrina Natalie Wood ascienden por Monument Valley (Utah) y bajan por Bronson Canyon (Los Ángeles). En solo unos segundos recorren miles de kilómetros. Cosas del montaje.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.




El retrato de Dorian Gray – 2009 – Oliver Parker

12/09/2010

 

Hace unos cuantos años vi “El retrato de Dorian Grey” de 1945 en “Qué grande es el cine” y la película me impresionó. La recuerdo turbadora y vibrante. Se obviaban las malvadas hazañas del protagonista en una elegante elipsis que hacía pensar en grandes atrocidades. Esta versión estaba rodada en un maravillos blanco y negro con solo unas imágenes en color que eran del famoso retrato. En esta película se encargó el cuadro a un pintor conocido por sus cuadros realistas pero en los que reflejaba la decadencia y la degradación moral. El artista era Lorraine Albright que falleció en 1983. La película obtuvo un Oscar por su magnífica fotografía.

 

Por cierto, cuanto echo de menos ese magnífico programa dirigido por José Luis Garci que nos enseñaba tanto de cine. El error de cancelar ese programa fue mayúsculo. Sigo pensando que un programa así tiene cabida en la programación de la tele pública, espero que algún día regrese.

 

Con todo lo dicho esperaba poco de esta nueva versión, aunque había oído algún comentario elogioso.

 

Dorian Gray es un pipiolo que se deja malaconsejar por un amigo de mayor edad y experiencia, pero, como a veces sucede, el discípulo termina superando a su maestro.

 

La peli está bien ambientada en ese Londres de finales del siglo XIX con calles tenebrosas y peligrosas que contrastan con las reuniones de la alta sociedad.

 

El protagonista es Ben Barnes (El Príncipe Caspian) que resulta un poco soseras. Por él no pasan los años pero por sus amigos aristócratas pasa demasiado maquillaje, que me resultó grotesco.

 

En esta versión si se explicitan las maldades de Dorian. Es inquietante que se meta en el mismo saco de la depravación, el placer sexual (hetero y homo) y el asesinato de un amigo.

 

Hay una frase en la peli que me parece muy acertada: “No es lo mismo el placer que la felicidad”.

 

El retrato que iba acumulando las marcas de la depravación de su modelo resulta al final un poco Freddy Krueger y la verdad es que da un poco de miedo.

 

En resumen: la peli se deja ver pero no admite comparaciones con la de 1945.

 

Un consejo: ved la versión antigua.

 

Una petición: que vuelva “Que grande es el cine”

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

 

 

 




MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2019
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: