El Blog de Hola Soy Ramón!

 

Entradas con el tag: ‘Stanley Kubrick’

Senderos de gloria – 1957 – Stanley Kubrick – Taller de Cine de Azuqueca de Henares – Comentario y Curiosidades

18/12/2016

.

sendderps de gloria

.

La opinión de Ramón:

 

Cunado vi por primera vez Senderos de gloria quedé impresionado.

 

Era una tarde lluviosa de invierno en el desaparecido cine Dorado.

 

Salí trastornado.

 

Unas semanas después volví, necesitaba un segundo visionado.

 

En esta nueva ocasión me fijé en lo bien rodada que está.

 

Un placer volverla a ver en pantalla grande y en versión original.

 

El Taller de Cine de Azuqueca de Henares nos da la oportunidad de ver pelis en la gran pantalla, ocasión posiblemente única en nuestras vidas.

 

La temperatura en la sala perfecta. Otros años hemos pasado algo de frío, pero esta temporada esta cuestión ha mejorado dramáticamente.

 

La elección de esta peli es maravillosa.

 

Senderos de gloria es una peli de guerra, con buenas escenas bélicas.

 

Es una peli de juicios, con una de las sesiones judiciales mejor rodadas.

 

Pero sobre todo es una peli que habla de la hipocresía y del sin sentido de la guerra.

 

Lo copio de la Wikipedia:

 

“La hipocresía puede venir del deseo de esconder de los demás motivos reales o sentimientos. La hipocresía no es simplemente la inconsistencia entre aquello que se defiende y aquello que se hace; sino que también es la falsedad que demuestra una persona.

Es decir, una persona hipócrita es aquella que pretende que se vea la grandeza y bondad que construye con apariencias sobre sí misma, propagándose como ejemplo y pretendiendo o pidiendo que se actúe de la misma forma, además de que se glorifique su accionar, aunque sus fines y logros estén alejados de la realidad.

En muchos idiomas, incluido el francés, un hipócrita es alguien que esconde sus intenciones y verdadera personalidad.”

 

La hipocresía es, a veces, cotidiana, incluso puede formar parte de la “buena educación”.

 

Pero, en otras ocasiones, causa la muerte y es el origen de terribles injusticias, como en esta peli.

 

Su antónimo es la sinceridad.

 

Los generales Broulard y Mireau, dos de los personajes más detestables de la historia del cine.

 

Kirk Douglas en uno de sus mejores papeles con una interpretación magistral.

 

Una peli imprescindible.

 

 

Anécdotas y curiosidades:

 

Churchill:

Winston Churchill dijo que la película era una representación muy exacta de la guerra de trincheras y el funcionamiento a veces equivocado de la mente militar.

.

Winston Churchill 2

.

 

Ni un dólar:

Stanley Kubrick le presento el guión a  Kirk Douglas.

Douglas se entusiasmó con la idea de la película.

Le dijo a Kubrick:

- “Stanley, no creo que vayamos a ganar un dólar con esta película, pero tenemos que hacerla”.

Efectivamente fue un fracaso en taquilla.

.

Stanley Kubrick le presento el guión a  Kirk Douglas

.

 

La última comida:

Stanley Kubrick, ampliamente conocido como un perfeccionista, realizó 68 tomas de la escena de “última comida” de los hombres condenados.

Quería que los actores se involucraran en el acto de comer.

En cada toma se preparaba un nuevo pato asado.

.

última comida

.

 

Presupuesto:

Kubrick  dispuso de un presupuesto medianamente alto de 900.000 dólares, 300.000 de ellos para su protagonista.

Tenía el aval del éxito de su anterior peli Atraco perfecto.

.

Atraco perfecto

.

 

 

Otros actores que pudieron interpretar al coronel Dax:

Richard Burton y James Mason fueron valorados para interpretar el papel del coronel Dax, aunque fue Kirk Douglas quien finalmente se hizo con el papel protagonista.

.

Richard Burton y James Mason

.

 

Un estreno tenso

Senderos de gloria fue prohibida en España durante la dictadura de Francisco Franco por su mensaje antimilitarista y en contra de la guerra.

Solo se pudo ver once años después de la muerte del Caudillo en 1986.

Con la intención de evitar las tensiones ya existentes entre los distintos territorios, la película, en un inicio, tampoco pudo verse en otros países como Francia o Alemania.

 

Un final que nunca vio la luz

El final del guión original fue modificado durante el transcurso del rodaje hacia un cierre más realista, aunque la primera propuesta tenía un desenlace más ‘feliz’ que satisfacía los deseos de la productora y dejaba un mejor sabor de boca al espectador, no hubo ningún problema para cambiar el guión.

La productora United Artist quedó tan contenta con el resultado de ‘Senderos de Gloria’ que no tuvo nada que objetar.

.

United Artist

.

 

Amor de película

La artista europea Christiane Harlan, que interpreta el papel de la chica alemana que canta al final del film, inició una relación sentimental con Stanley Kubrick durante el rodaje que convirtió a Christiane en su tercera esposa y se mantuvo hasta la muerte del director.

.

Christiane Harlan

.

 

Si no fuese por Kirk Douglas…

El guión de ‘Senderos de Gloria’ fue rechazado por varios estudios cinematográficos hasta que Kirk Douglas, después de leerlo, decidió utilizar su influencia para poner en marcha este proyecto.

.

Kirk Douglas

.

 

Rodaje:

La película se rodó en Baviera (Alemania), en los estudios Geiselgasteig (Bavaria Filmkurst Studios), ante las dificultades de ser rodada en Estados Unidos y, por supuesto, en Francia.

Las secuencias bélicas y de las trincheras se rodaron entre abril y mayo de 1957 en las cercanías de Pücheim, cerca de Munich.

.

exterior-de-senderos-de-gloria

.

 

Al altar de los grandes directores:

La película, a pesar de su modesta recaudación, fue todo un éxito de crítica, siendo considerada aún hoy una de las mejores películas de Kubrick y un clásico intemporal antimilitar.

Para Roger Ebert, crítico del Chicago Sun-Times, Senderos de gloria «fue la película con la que Stanley Kubrick entró en el rango de los grandes directores, que no abandonó nunca».

.

Roger Ebert, crítico del Chicago Sun-Times

.

 

Estreno conflictivo:

Aunque fue estrenada sin problemas en EE.UU., el film empezó a tenerlos cuando fue estrenado en Europa.

Su proyección, en 1958, en Bruselas, desencadenó importantes incidentes por las presiones de las autoridades francesas y de las asociaciones de ex-combatientes franceses y belgas, que se negaban a aceptar la imagen que se proyectaba del ejército francés.

Las presiones del consulado francés consiguieron que se suspendiese la proyección de la película, lo que a su vez encendió las protestas antimilitaristas.

Las presiones francesas consiguieron que la United Artists llamara a la suspensión de la proyección para insertar una nota explicativa y el himno de La Marsellesa al inicio y el final del film.

Con esta añadidura, la película volvió a proyectarse en Bruselas.

Sin embargo, Suiza prohibió su proyección y la United Artists simplemente no se atrevió a presentar el film en Francia hasta 1972.

.

KubrickDouglasPathsGlorySet

.

 

Finalmente fue estrenada en el país galo en 1975.

En España hubo que esperar hasta octubre de 1986 para que se proyectara como una retrospectiva de Kubrick, ya que el régimen de Franco la había censurado por su contenido antimilitarista.

La cinta también se prohibió en Marruecos y Canadá.

 

Stanley Kubrick declaró:

“La película no transmite mensaje alguno.

En ningún caso es una película que vaya en contra ni a favor del ejército.

Como máximo, es una película contra la guerra, que puede llevar a los hombres a semejantes conflictos de conciencia”.

 

Horas extras:

La escena de la prisión, donde los hombres discuten sus destinos, fue rodada en sábado, como horas extras.

El perfeccionista Kubrick conseguía lo que quería.

El productor James B. Harris llegó al rodaje para impedir que realizara más tomas, ya iba por 63.

Kubrick se resistió a parar en una rara muestra de temperamento.

Finalmente consiguió lo que quería en la toma 74.

.

James B. Harris

.

 

Conflictivo:

Durante el rodaje, Timothy Carey (el soldado Maurice Ferol) no era eficiente.

También simuló su propio secuestro para conseguir publicidad personal.

Stanley Kubrick y el productor James B. Harris lo despidieron.

Debido a esto, no fueron capaces de mostrar los tres soldados condenados durante la escena de la batalla, y un doble se utilizó para la escena cuando el sacerdote escucha la confesión de Ferol.

.

Timothy Carey

.

 

La trinchera enferma:

Richard Anderson que interpretaba al mayor Saint-Auban recordaba:

“La zanja era espantosa.

Sólo apestaba, y luego el tiempo era muy malo.

Hacía frío, hacía mucho frío y nublado y gris.

Nos poníamos todos enfermos.

Todos teníamos resfriados, todos estábamos enfermos la primera semana.

Todos estábamos fatal.

El director estaba encantado con nuestra mala cara”.

.

Richard Anderson

.

 

Preparar el terreno:

La secuencia de la batalla épica fue filmado en un terreno alquilado a un agricultor alemán.

Después de pagar por los cultivos que se habían plantado esa temporada, el equipo de producción se trasladó con ocho grúas y 60 miembros que trabajaron todo el día durante tres semanas para crear zanjas, agujeros e irregularidades en un terreno fangoso.

Se creó un perfecto campo de batalla.

.

batalla

.

 

Soldados franceses:

La película se rodó cerca de Munich, Alemania, y la mayoría de los hombres que hacen de los soldados franceses eran en realidad agentes del Departamento de Policía de Munich.

 

Trincheras más anchas:

Stanley Kubrick después de comenzar el rodaje quiso que las zanjas se ampliaran.

Las trincheras de la Primera Guerra Mundial originales eran de cuatro pies.

Pero el director quería que fueran más anchas de seis pies para dejar espacio a las plataformas móviles.

.

Senderos-de-Gloria-hombredepalo-1024x549

.

 

Muchos explosivos:

Supervisor de efectos especiales Erwin Lange se vio obligado a comparecer ante una comisión especial del gobierno alemán antes de que se le permitiera adquirir la enorme cantidad de explosivos necesarios para las escenas de batalla.

Más de una tonelada de explosivos fueron utilizados en la primera semana de filmación.

 

La canción:

La canción interpretada por Christiane Kubrick (de soltera Christiane Harlan) al final de la película es una canción popular alemana titulado “Der treue húsar” (“El húsar Fiel”) y data de 1825.

.

Christiane Harlan

.

 

Extras valerosos:

Seiscientos policías alemanes fueron contratados como extras para interpretar a las tropas francesas, mientras que seis cámaras siguieron el ataque.

Cada uno de los extras -muchos de los cuales tenía padres que lucharon en la Primera Guerra Mundial- fueron asignados  a zonas donde debían de morir.

Stanley Kubrick recordaba a los policías, que tenían tres años de entrenamiento militar, que se suponía que debían actuar de forma temerosa en el campo de batalla.

Sólo después de repetir las tomas, Kubrick consiguió que los extras actuaran de forma temerosa.

 

Los generales:

Los generales Paul Mireau y George Brulard parecen estar basados libremente en dos generales franceses reales, Robert Nivelle y Philippe Pétain.

Nivelle era el Comandante en Jefe que ordenó un asalto fallido contra posiciones alemanas que resultaron en numerosas bajas francesas.

Fue despedido y reemplazado por Pétain, quien ordenó la ejecución de decenas de soldados franceses que se habían amotinado cuando se enteraron de que iban a ser enviados a través del mismo terreno para atacar al mismo objetivo de nuevo.

 .

senderos-de-gloria-

.

Espartaco:

Kirk Douglas hizo sustituir a Anthony Mann como director de Espartaco (1960) por Kubrick, después de una fuerte discusión.

.

Anthony Mann

.

 

Castillo de Schleissheim:

La sede de Coronel Dax se colocó en un edificio muy dañado, que parece como si en realidad hubiera sido alcanzado por proyectiles.

Este conjunto pertenece al antiguo Castillo de Schleissheim del siglo XVIII que se usó como escenario para el consejo de guerra.

Durante la Segunda Guerra Mundial algunas bombas cayeron sobre el castillo, causando graves daños.

.

Castillo de Schleissheim

.

 

Una foto inicial:

En un primer intento de vender el proyecto a un estudio, Stanley Kubrick y el productor James B. Harris alquilaron uniformes militares y se reunieron varios amigos para posar para una fotografía que capturara la esencia de su historia.

Esta foto fue utilizada para la portada de cada ejemplar guión.

 

Derechos de la novela:

Stanley Kubrick compró los derechos cinematográficos de la novela de Humphrey Cobb a su viuda por 10.000 dólares.

.

Humphrey Cobb

.

 

Filmación en Baviera:

La mayoría de las escenas de interiores se filmaron en Baviera de Geiselgasteig Studios, y las escenas de corte marcial se rodaron en las inmediaciones del Castillo de Schleissheim, una estructura del siglo XVIII que después fue sede de un museo nacional.

Cerca este lugar está el memorial del campo de concentración de Dachau.

.

campo de concentración de Dachau

.

Charlton Heston:

Charlton Heston rechazó el papel del Coronel Dax, para interpretar el protagonista de Sed de mal (1958).

.

Charlton Heston

.

 

Una cita del siglo XVIII:

La cita “El patriotismo es el último refugio de los canallas“, utilizado por el Coronel Dax, en la descripción de las manipulaciones políticas del general Mireau, se atribuye a Samuel Johnson, un escritor inglés del siglo XVIII conocido por su ingenio y sus comentarios políticos.

.

Samuel_Johnson

.

 

Mejor ruso:

Paramount Pictures inicialmente quiso comprar los derechos de la novela de Humphrey Cobb.

Por miedo a ofender al gobierno francés, el estudio propuso cambiar el ejército a la Rusia zarista.

 

 

Cita de Thomas Gray:

El título de la película, que es el mismo que el de la novela en la que se basa.

Fue tomado de una línea del poema del siglo XVIII “Elegía escrita en un cementerio de Campo“, de Thomas Gray:

- “Los caminos de plomo no llevan a la gloria sino a la tumba“.

.

Thomas Gray

.

 

Los créditos:

Los créditos de cierre difieren en el orden de los títulos de crédito, en los que Kirk Douglas aparece antes del título de la película.

.

 

Otros post relacionados:

  1. .
  2. .
  3. .

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

Un truco para encontrar la crítica de una peli rápidamente:

Pon en Gloogle “hola soy ramon” y el título de la peli.

.

.

senderos de gloria

.

.

.

.




Espartaco – Stanley Kubrick – 1960 – Curiosidades y anécdotas

17/12/2014

 

 

Espartaco (Spartacus) es una película estadounidense de 1960 basada en la novela histórica homónima de Howard Fast y dirigida por Stanley Kubrick, con Kirk Douglas, Laurence Olivier, John Gavin, Jean Simmons, Charles Laughton, Peter Ustinov, Herbert Lom, Woody Strode, y Tony Curtis en los papeles principales.

 

El guión, escrito por Dalton Trumbo, retrata la figura de Espartaco, y los hechos ocurridos durante la Tercera Guerra Servil.

 

Galardonada con 4 Premios Óscar

 

Es posiblemente uno de los mejores peplums, desde luego mi preferido.

 

Hablamos hace unos meses en EsRadio Guadalajara y el programa tuvo bastante aceptación. Recientemente hemos vuelto a comentar nuevas anécdotas para Alcarria TV.

 

Aprovechando los datos recopilados publico este post.

 

 

Censura

 

Después de su estreno en 1960 fue proyectada nuevamente en 1967, con 23 minutos menos que la proyección original, y otra vez en 1991 en la cual se restauraban esos 23 minutos más otros 14 que habían sido censurados antes de la proyección original.

 

La adición incluía varias secuencias de batallas violentas, así como una escena en el baño en la cual Craso, general y patricio romano (interpretado por L. Olivier), en un intento de seducir a su esclavo Antonino (T. Curtis), usa la analogía de “comer ostras” y “comer caracoles” para expresar su opinión de que la preferencia sexual es cuestión de gustos más que de moralidad.

 

Cuando la película fue restaurada, dos años después de la muerte de Olivier, faltaba el audio original del diálogo de esta escena, por lo que tuvo que redoblarse.

 

Tony Curtis pudo doblar su papel pero la voz de Laurence Olivier tuvo que ser imitada por Anthony Hopkins.

 

En la post-producción Douglas era consciente de que Kubrick tenía la intención de atribuirse el guión de la película, aunque éste había sido adaptado de la novela de Howard Fast por Dalton Trumbo, puesto en la lista negra de Hollywood durante el macartismo.

 

Douglas, poderoso públicamente, se opuso a la exclusión de Trumbo y cuando el nombre de Trumbo finalmente apareció en los créditos la lista negra de Hollywood fue definitivamente cancelada.

 

 

Curiosidades:

 

La película iba a ser dirigida por Anthony Mann, pero se peleó con Kirk Douglas (productor ejecutivo y protagonista) y acabó dirigiéndola Stanley Kubrick, que también casi abandona, por continuas desavenencias con Kirk Douglas.

A pesar de que Espartaco fue un éxito descomunal, que supuso la consagración definitiva de Stanley Kubrick como director de prestigio, éste nunca se mostró satisfecho con el film.

 

En una ocasión llegó a afirmar que la consideraba más bien un fracaso personal, ya que las presiones a las que se vio sometido, propias de cualquier superproducción, le impidieron hacer una obra más personal, teniendo que renunciar a muchas de sus ideas para la película.

 

Stanley Kubrick intentó fallidamente eliminar las primeras escenas de la película, que habían sido dirigidas por Anthony Mann.

 

Cuando se empezó a preparar el proyecto de la película, los productores se preocuparon de eliminar de los circuitos de exhibición, todas las copias existentes de una homónima versión italiana anterior, Spartaco (1953) de Riccardo Freda, con Massimo Girotti y Gianna Maria Canale como actores principales.

 

Las batallas de la película fueron rodadas en España: en las afueras de Madrid, en Guadalajara, en Alcalá de Henares y, principalmente, en la Dehesa de Navalvillar (Colmenar Viejo, Madrid), donde aún se conservan algunos de los escenarios de las muchas producciones estadounidenses que se filmaron allí y que tienen como referente el Pico San Pedro de fondo.

El ejército romano fue simulado por reclutas del Ejército Español que actuaron como extras, dirigidos por Stanley Kubrick desde una torre.

 

Kubrick recurrió a enanos, a los que colocó prótesis y falsos torsos para simular horribles mutilaciones en las escenas de la batalla de los esclavos contra las legiones romanas, en las que participaron 8.500 extras.

 

Contó también con algunos mancos, a los que puso brazos falsos que luego arrancaban para fingir desmembramientos.

 

Hay una curiosa anécdota sobre el traveling de los cadáveres de los esclavos apilados tras la sangrienta batalla: Kubrick le dio a cada uno de los más de trescientos extras un cartel con un número y luego fue numerándoles uno a uno diciendo en qué postura debían aparecer.

El personaje de Varinia, que interpreta Jean Simmons, es totalmente ficticio. Aunque se sabe que Espartaco tenía una esposa o compañera que le acompañó durante toda su célebre epopeya, ésta era una hechicera de origen tracio como él. Según Plutarco, también tenía dotes adivinatorias y predijo el ascenso y caída de su compañero.

 

Se desconoce su nombre y lo que fue de ella tras la derrota y muerte de Espartaco. El nombre “Varinia” fue probablemente sugerido a los guionistas por el de Publio Varinio, uno de los comandantes romanos a los que Espartaco derrotó durante la primera etapa de su revuelta.

 

 

Aunque en el film el personaje de Crixo, interpretado por John Ireland, aparece como un fiel lugarteniente de Espartaco al que sigue hasta el final, la realidad histórica fue muy distinta.

 

El galo Crixo, el mejor gladiador de Capua, era tan popular o más que Espartaco entre sus compañeros por lo que al parecer ambos compartieron el mando de la rebelión en sus inicios.

 

Sin embargo, mientras que Espartaco, tal y como se narra en la película, quería sacar a los esclavos de Italia y escapar así del yugo romano, Crixo era partidario de quedarse a saquear el país.

 

Ambos decidieron separarse acompañados de sus respectivos seguidores.

 

Crixo, mucho peor estratega que Espartaco, pronto se vio rodeado por el ejército romano, el cual le obligó a presentar una desesperada batalla en campo abierto en la que perecieron veinte mil esclavos rebeldes, incluyendo al propio Crixo. Se dice que, cuando le llegaron las noticias de la muerte de su camarada, Espartaco ordenó ejecutar a trescientos prisioneros romanos como represalia.

Para la escena en la que se exhibe el cadáver del gladiador etiope Draba como ejemplo para los demás esclavos, los técnicos de efectos especiales confeccionaron un muñeco de látex a imagen y semejanza del actor Woody Strode que debía aparecer colgado de unas cuerdas boca abajo.

 

Sin embargo, al perfeccionista Stanley Kubrick no le gustaba el maniquí, ya que pensaba que el público se daría cuenta de que era un muñeco y estropearía toda la secuencia.

 

Tras mucho discurrir, decidió pedir al propio actor que ocupara él mismo el puesto del muñeco.

 

Para asombro de todos, Strode accedió a aparecer totalmente inmóvil y suspendido de una soga boca abajo durante varios minutos.

 

El maniquí que no llegó a usarse estuvo expuesto a la entrada del almacén de los estudios Universal durante varios años.

 

La majestuosa piscina con columnas de mármol blanco por la que atraviesa Craso cuando llega a su villa a entrevistarse con Glabro, no es ningún decorado.

 

Se trata de la piscina Neptuno del fastuoso castillo de San Simeón, en California, una megalomaníaca residencia construida por el magnate de la prensa W. R. Hearst para dar rienda suelta a sus delirios de grandeza.

 

Entre otras cosas, el castillo contiene la sillería del coro de la catedral de Urgel, que Hearst compró y sacó de España ilegalmente e hizo instalar en su comedor.

 

Acosado por las deudas, Hearst acabó arruinado y tuvo que ceder algunas de sus propiedades al Estado.

 

En la actualidad San Simeón es un lugar de interés público abierto a los turistas.

 

El guionista Dalton Trumbo escribió el papel del pirata cilicio Tigranes Levantus especificamente para que lo interpretara Orson Welles.

 

Sin embargo, Welles se encontraba en España de vacaciones en esos momentos y no quiso hacerse cargo del personaje.

Herbert Lom fue contratado a última hora para sustituirlo.

 

Durante la pelea entre Espartaco y Marcelo sobre la marmita de la cocina, Kirk Douglas puso tanto entusiasmo que lesionó de verdad al actor Charles McGraw, el cual acabó con una costilla fisurada.

 

En la tablilla que Antonino, interpretado por Tony Curtis, lleva colgada del cuello cuando es presentado a Craso puede leerse: ANTONINVS-SICVLVS-ATE XXVI-LVSOR ET MAGVS-ATQ(VE) MVSICVS, lo que traducido quiere decir:

“Antonino, siciliano, edad 26, ilusionista y mago. También músico”.

 

Estas tablillas existían realmente en la Roma republicana y eran portadas por los esclavos mientras se exhibían en el mercado o cuando eran presentados a sus nuevos amos.

 

Obligatorias por ley, eran como una especie de “etiqueta” en la que debía especificarse el nombre, procedencia, edad y habilidades del “artículo” que se vendía.

 

La Universal, que corría con parte de los gastos del desmesurado (para la época) presupuesto del film, no quería a Kubrick como director. Entonces Kirk Douglas cogió una de sus legendarias rabietas y amenazó a la productora con no protagonizar “Los vikingos“, un éxito de taquilla asegurado, si no contrataban a Stanley.

 

Al final la Universal cedió: Kubrick dirigió “Espartaco” y Douglas protagonizó la película de Richard Fleischer…

 

Con lo cual la famosa productora se adjudicó dos taquillazos seguidos.

 

Las discrepancias de Kubrick con Douglas durante el rodaje, hicieron que el director prometiera no volver a ponerse a la cabeza de un rodaje en el que no controlase todas las facetas del mismo.

 

El guión es de Dalton Trumbo, basado en una novela de Howard Fast.

 

Ambos perseguidos y represaliados durante la famosa “caza de brujas” del senador McCarthy. Kirk Douglas, productor del film, contrató a Trumbo a pesar de las presiones políticas, aunque se aprovechó de ello para pagarle bastante menos de los honorarios habituales de los guionistas de Hollywood.

 

Aunque la película se rodó casi integramente en terrenos propiedad de la Universal, en el Death Valley y en una playa californiana, la escena culminante, la de la batalla de Silaro, se rodó en España. Kubrick, que tenía pánico a volar, tuvo que hacer de tripas corazón y tomar el avión para venir a dirigir la secuencia.

 

El vuelo de regreso fue el penúltimo de su vida.

 

Curiosamente, los papeles de esclavo fueron interpretados por actores americanos: Kirk Douglas, Tony Curtis, Jean Simmons

 

Sin embargo, los roles de los romanos opresores estuvieron a cargo de actores británicos: Laurence Olivier, Peter Ustinov, Charles Laughton

 

Las fuentes históricas sobre la rebelión de Espartaco refieren una curiosa anécdota: en vísperas de la batalla final contra las poderosas legiones de Craso, los jefes de los esclavos rebeldes se apiñaban en torno a Espartaco manifestándole sus dudas y temores.

 

En un momento de la reunión, Espartaco se puso en pie y mandó que le trajeran su caballo.

 

Entonces desenvainó su espada y mató al animal de un certero golpe.

 

Aterrados, sus lugartenientes le preguntaron por qué había hecho semejante cosa, a lo que Espartaco respondió:

“Si mañana vencemos, tendré muchos caballos, pero si somos vencidos, no necesitaré ni éste”.

 

Al parecer esta escena fue desechada en la versión cinematográfica por la crueldad del acto de matar a un caballo de una estocada.

 

Las peleas entre los “divos” Kubrick (director) y Douglas (actor) durante el rodaje llegaron a extremos de verdadera enemistad.

 

Poco después del estreno de la película, Kirk Douglas comentó a la prensa: “Hay personas que tienen talento y otras que son una mierda. Stanley Kubrick es una mierda con talento…”.

 

La versión restaurada de 1991, que recupera escenas censuradas en 1960 por su contenido sexual y violento, dio lugar a un nuevo negativo de 65 mm que respeta los colores originales de la película.

 

De los 167 días de rodaje, se invirtieron seis semanas en rodar las secuencias de la batalla (en España), que convocó a 8.500 extras en la piel de soldados romanos y esclavos.

 

En las batallas de romanos contra esclavos se usaron casi 9.000 extras.

 

A Ingrid Bergman y Jeanne Moreau se les ofreció el papel de Varinia, pero ambas lo rechazaron.

 

Para aumentar la ambientación en la primera escena de amor entre Varinia y Espartarco (Jean Simmons y Kirk Douglas), Stanley Kubrick pidió que sonará de fondo el segundo concierto de piano para Rachmaninoff.

 

Tras el primer día de rodaje Laurence Oliver dijo de Stanley Kubrick: “Este director carece de toda cultura. Es un desastre. No le interesa la historia y la película será un desastre”

 

Peter Ustinov escribió gran parte del diálogo de su personaje y del de los demás.

 

La mayoría de los grandes actores de la época fueron contratados engañados, ya que Kirk Douglas dio a cada una de ellas un guión distinto en el que su papel tenía más protagonismo que el resto.

 

Charles Laughton amenazó varias veces a Kirk Douglas con demandarle.

 

Anthony Mann fue el director que empezó la película.

 

Duró dos semanas hasta que lo despidió Kirk Douglas, productor ejecutivo.

 

Éste contrató a Stanley Kubrick al que también había echado Marlon Brando de la película que rodaban juntos.

 

Otra versión dice que Mann se fue por si mismo al ver la cantidad de actores/ directores que había en el rodaje, Douglas, Olivier, Laughton; todos exigían cambiar su guión y diálogos.

 

La producción de la película se hizo a pasos agigantados, ya que otra película de temática parecida y protagonizada por Yul Brinner, The Gladiators, también iba a empezar a rodarse por aquellas fechas.

 

Los “gladiadores” fueron entrenados por un campeón de esgrima y un sargento de marines.

 

Ésta fue la única película que Stanley Kubrick hizo por encargo, sus diferencias con Kirk Douglas le hicieron reforzarse en sus métodos.

 

El debía ser quien tuviese todo el control del film.

 

Guión basado en la novela histórica de igual título, de Howard Fast, que contiene algunas inexactitudes históricas, como por ejemplo que Espartado nació esclavo.

 

Espartaco fue una persona real. Nació en la antigua Tracia (en lo que hoy podría ser Bulgaria), en el 113 aC y murió en Lucania, en el 71 aC.

 

Fue soldado romano, pero desertó y, al ser capturado, pasó a ser esclavo.

 

Ya como tal encabezó la rebelión más importante contra el Imperio Romano, en la península Itálica.

 

Esta rebelión fue conocida como III Guerra Servil, Guerra de los Esclavos o Guerra de los Gladiadores, y ocurrió entre los años 73 a71 aC.

 

Fue rodada en Technirama y exhibida en Super Technirama 70.

 

En los meses y años posteriores a su estreno fue censurada y sufrió sucesivos remontajes que redujeron drásticamente su duración original (Primero 14 minutos y luego otros 23 minutos más).

 

Hasta que en 1991 fue restaurada por Robert A. Harris, con la colaboración del propio Kubrick, que restituyó los minutos mutilados con las escenas eliminadas y produjo la versión definitiva de 196 minutos (189 minutos en PAL).

 

Destaca entre lo recuperado la obertura y el intermedio originales, piezas musicales sin imágenes, varios planos de una violencia gráfica inusitada para la época y la controvertida escena de los caracoles y las ostras con Laurence Olivier y Tony Curtis.

 

La versión restaurada fue estrenada en cines.

 

Como cuando se restauró  la famosa escena de los baños, entre Laurence Olivier y Tony Curtis, en el metraje original faltaba el audio y Laurence Olivier ya había fallecido, Tony Curtis sí pudo doblar su personaje, pero la voz de Olivier hubo de ser imitada por Anthony Hopkins, que al parecer lo hace tan bien que es difícil distinguir que es una imitación.

 

El guión que adaptaba la novela de Howard Fast había sido realizado por Dalton Trumbo.

 

Pero como su nombre se encontraba incluido en la tristemente famosa lista negra realizada en la caza de brujas durante el macarthismo, no podía figurar en los títulos de crédito de la película, por lo que la intención de Stanley Kubrick era atribuirse él mismo el guión.

 

Kirk Douglas, el productor ejecutivo de la película, se opuso rotundamente a las intenciones de Kubrick e insistió en incluir el nombre de Trumbo, con todas las posibles consecuencias.

 

Aunque bien es verdad que a Dalton se le pagó bastante menos de lo que hubiera cobrado de no estar en dicha lista, que el hijo del trapero no era un santo tampoco).

 

La aparición del nombre de Dalton Trumbo en las pantallas de nuevo, provocó la cancelación definitiva de la odiosa lista negra del hipócrita Hollywood, que consentía los trabajos de los en ella incluidos, pagándoles miserablemente, pero sin darles el crédito merecido.

 

Las peleas entre los “divos” Kubrick y Douglas durante el rodaje llegaron a extremos de verdadera enemistad.

 

Poco después del estreno de la película, Kirk Douglas comentó a la prensa: “Hay personas que tienen talento y otras que son una mierda. Stanley Kubrick es una mierda con talento”.

 

También Olivier, Laughton y Ustinov tuvieron sus más y sus menos durante el rodaje e incluso, ningunearon al guionista pues, se dice que Peter Ustinov reescribió el mismo los diálogos que él y Laughton mantenían juntos.

 

La película ganó 4 Oscars:

Mejor actor de reparto: Peter Ustinov.

Mejor fotografía a color.

Mejor dirección artística-color.

Mejor diseño de vestuario-color)

2 nominaciones más (Montaje y Banda Sonora Original).

 

Y es que a pesar de ser una auténtica joya, la película no estuvo nominada a los premios gordos como mejor película, director o guión, fue en venganza y represalia por haber desafiado al sistema al incluir en los títulos de crédito el nombre del guionista, Dalton Trumbo, perteneciente al Partido Comunista.

 

Dicen que Kirk Douglas se tomó este proyecto como algo personal en venganza hacia William Wyler que prefirió darle el papel de Ben-Hur a Charlton Heston en lugar de a él, ofreciéndole sólo el de Mesala (Stephen Boyd), que Douglas rechazó por considerarlo muy secundario.

 

El famoso diálogo censurado de la escena del baño, donde C es Craso (Laurence Olivier) y A es Antonino (Tony Curtis):

 

C:  ¿Robas, Antonino?

A:  No, amo.

C:  ¿Mientes?

A:  No, si puedo evitarlo.

C:  ¿Has deshonrado alguna vez a los dioses?

A: No, amo.

C:  ¿Te reprimes de todo vicio para respetar las virtudes morales?

A:  Sí, amo.

C:  ¿Comes ostras?

A:  Cuando las tengo, amo.

C:  ¿Comes caracoles?

A:  No, amo.

C:  ¿Consideras moral comer ostras e inmoral el comer caracoles?

A:  No, amo. Claro que no.

C:   Cuestión de gustos, ¿no?

A:  Sí, amo.

C:  Y el gusto no es lo mismo que el apetito, y por tanto no se trata de una cuestión de moralidad, ¿no es así?

A:  Podría verse de esa manera, amo.

C:  Es suficiente. Mi toga, Antonino. Mi gusto incluye… tanto los caracoles como las ostras.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

También tienes mis críticas en El Heraldo del Henares.

 

Sígueme en  Twitter @Holasoyramon

 

Me puedes ver en el Canal de Youtube HolaSoyRamónVídeos.

 

Podcast de Holasoyramon

 

 

Espartaco-525648271-large




War Horse (Caballo de batalla) – 2012 – Steven Spielberg

27/02/2012

 

Spielberg dirige con mano firme un film de corte clásico. El caballo no es solo el hilo conductor de diferentes historias que tienen en común diseccionar el espíritu humano con sus defectos y grandes virtudes, es también el protagonista de la peli, con su personalidad propia y su carácter.

 

Su estructura me recuerda  a ese gran clásico de Cine de Oeste, Winchester 73 del magnífico Anthony Mann.

 

Hay momentos que recuerdan a esa maravilla de Senderos de Gloria de Stanley Kubrick, con esa cámara recorriendo las trincheras y analizando los personajes con solo ver sus caras, lo que podría parecer un ejercicio de estilo es una profundización del alma humana en una situación extrema.

 

Se ha calificado a War Horse de cine familiar con cierto tono despectivo, tal vez por apelar a los sentimientos y no incluir violencia extrema ni sexo, pero esta peli es mucho más es cine puro realizado con clasicismo con una realización perfecta.

 

Una buena dirección tiene que ver con una planificación cuidada, donde cada plano encaja con mecanismo de relojería, saber colocar la cámara y mantener el plano o hacer una secuencia larga y no solo montaje estrepitoso pero vacío.

 

Spielberg llena el metraje de grandes momentos y eso es peligroso porque el espectador se puede empachar pero Steven sale airoso y emociona y transmite sentimientos.

 

La fotografía limpia y perfecta junto con la música del gran maestro John Williams colaboran eficazmente en hacer de War Horse una peli redonda. Un clásico imprescindible.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.




Atraco perfecto – 1956 – Stanley Kubrick

6/04/2011

 

Atraco perfecto es una película de 1956. Una gran muestra de cine negro.

 

Su director y guionista es un Stanley Kubrick de tan solo con 28 años realiza una obra maestra.

 

Kubrick siempre fue un perfeccionista y en su madurez se distinguió por martirizar a los actores repitiendo decenas y a veces cientos de veces las escenas. En esta peli ejecuta un guión de manera meticulosa mostrando el atraco y su preparación desde diferentes puntos de vista.

 

El uso del blanco y negro es ejemplar con una fotografía que sabe sacar partido de la noche y de sus sombras, hay momentos en los que el negro ocupa toda la pantalla pero aún así la acción avanza.

 

Kubrick disecciona con brevedad pero con precisión las razones de cada atracador para cometer el delito. Todos tienen su justificación y todos son comprendidos.

 

Hay un elemento común en todas estas pelis de este género: la mujer como inductora del mal y del desastre final. Esa mujer fatal que impulsa al crimen y a la traición. Mujer sin escrúpulos que hace cualquier cosa para obtener su beneficio. Que sabe manejar a los hombres a su antojo.

 

El título original en inglés es The Killing y a mí me parece más acertado éste Atraco perfecto en castellano que le da un tono irónico más rico.

 

Kubrick aún no había realizado obras maestras como Espartaco (1960) o Senderos de Gloria (1957) pero ya apuntaba maneras y ¡qué maneras!

 

La peli es una gran reflexión sobre como el destino domina las vidas y como pequeños imprevistos pueden dar al traste con planes perfectos. En ningún caso el final hubiera podido ser otro, en aquella época el crimen siempre debía tener su castigo al menos en la ficción.

 

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.




MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2019
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: