El Blog de Hola Soy Ramón!

 

Entradas con el tag: ‘Bruce Dern’

Danzad, danzad, malditos – 1969 – Sydney Pollack – Taller de Cine de Azuqueca de Henares

29/05/2018

.

they_shoot_horses_don_t_they-444723379-large

.

Teóricamente es una peli que con verla una vez tienes suficiente.

 

Yo, muy al contrario, me he sentido atraído por ella en numerosas ocasiones.

 

Una historia tan triste y descorazonadora no es muy estimulante. La reiteración en su visionado resulta dura.

 

Gig Young que da vida (magistralmente) a ese animador sin escrúpulos ya lo dice: el público miserable necesita y se consuela viendo a personas aún más miserables que ellas.

 

El sufrimiento, la degradación humanas hechas espectáculo.

 

Una colección de fracasados que participan en un espectáculo deprimente con fines escasamente diversos. Por un premio, que solo es una ilusión, o por la subsistencia pura y dura.

 

Jane Fonda es una muchacha que ha debido de pasar lo suyo, amargada y triste, pero luchadora por conseguir los 1.500 dólares de premio, pero cuando ve que eso es un engaño más ya no lo aguanta y decide acabar con su existencia.

 

Según ella su vida está marcada desde el nacimiento y ya no lo soporta.

 

Hay cierta apología del suicidio, como única manera de acabar con una vida miserable.

 

El “espíritu americano” es luchar hasta el final. Obtener la victoria o la muerte.

 

En el sueño americano no entra la idea de la deserción, de tirar la toalla, de darse por vencido.

 

Pero Jane Fonda es realista, su vida muy probablemente no mejorará.

 

Donde naces, la educación que recibes marcan tu vida. En eso también tiene razón.

 

La peli se desarrolla en la década de los treinta en plena depresión.

 

Se filma a finales de los sesenta cuando la esperanza en un futuro mejor se ha quedado en nada.

 

Pero ahora sigue estando de plena actualidad. En nuestras televisiones predominan los realities (Gran hermano, Supervivientes y otros que no conozco). Cuyo fin es el mismo: poner al descubierto miserias humanas.

 

Incluso programas con Sálvame solo exponen las desgracias de las personas y eso sirve de consuelo a los espectadores.

 

Como en la pista de They Shoot Horses, Don’t They? aquí las personas se exponen por pasta.

 

Este mismo mes se han cumplido diez años del fallecimiento de Sydney Pollack, uno de los llamados artesanos. Capaz de funcionar en el cine de espías, en la comedia, en el romántico y en el drama.

 

Todo lo dirigió bien. No se puede decir que fuera un autor, pero impregnó de su sello personal películas tan diversas como Las aventuras de Jeremías Johnson (1972), Tal como éramos (1973) o Los tres días del cóndor (1975).

 

Participó en 38 películas en algunas como actor y productor, pero en la mayoría como director.

.

.

Mi puntuación: 8,52/10.

.

they_shoot_horses_don_t_they-323737725-large

.

they_shoot_horses_don_t_they-941443412-large

.

El director Sydney Pollack:

Sydney Pollack

.

 

Muchos besos y muchas gracias.

.

Chistes y críticas en holasoyramon.com

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

En Vimeo: vimeo.com/holasoyramon

Podcast de Holasoyramon

.

Un truco para encontrar la crítica de una peli rápidamente:

Pon en Gloogle “hola soy ramon” y el título de la peli.

.

they_shoot_horses_don_t_they-838278071-large

.

.




Los odiosos ocho – 2015 – Quentin Tarantino

17/01/2016

 

Tarantino, cuando ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes por Pulp Fiction, afirmó que no hacía cine para contentar a todo el público. Su galardón fue recibido con aplausos y abucheos.

 

El cine de Tarantino no contenta a todo el mundo, no cabe duda.

 

Yo me incluyo en ese sector disidente.

 

Quentin sabe contar muy bien sus historias, coloca bien la cámara, construye muy buenos personajes, pero me aburre con su blablablá.

 

Aquí, en su octava peli, nos ofrece sucesivamante:

 

De entrantes:

Ración doble de verborrea con el objeto de presentarnos a los protagonistas.

 

Primer plato:

Espectáculo teatral en una cabaña, con buen dominio de la cámara.

 

Segundo plato:

Un ratillo de cluedo (adivina quien es el malo).

 

Para postre:

Sangre, casquería, gore y más casquería.

 

El inconveniente es que no se trata de bufé libre sino del plato del día y para llegar a lo que más te guste hay que pasar por lo anterior.

 

Por ejemplo a Fer le gustan los entrantes y el primer plato.

 

A Marta el segundo y el postre.

 

O sea que la afirmación del autor se cumple incluso en la misma peli y matizándola podría decirse: No hago pelis para contentar a todo el público y ni siquiera  durante toda la peli.

 

A mí personalmente en esta producción, cuando me empezaba a aburrir con los dos primeros me sirve los siguientes y me espabilo y me entusiasmo.

 

Tarantino es claramente un autor, sabe impregnar sus filmes con su sello personal y se atreve a narrar lo que nadie, dando originalidad a sus guiones, subvirtiendo los géneros.

 

Consigue movilizar las entrañas del espectador y en mi caso me hace sentir un placer culpable.

 

Sé que lo que veo es execrable, horroroso y por ello me siento culpable.

 

Al mismo tiempo me divierte. Sabe dar un barniz de humor que dulcifica su ingestión.

 

Como la píldora amarga recubierta de caramelo que hay que tragar rápido para que la podamos soportar.

 

Puede haber en la Mercería de Minnie (otro posible gran título) una metáfora de la vida. Los buenos perecen para dejar paso solo a malvados, personajes execrables que a pesar de todo te pueden caer simpáticos.

 

Una peli de difícil digestión (mucha comida), que te gusta y te horroriza más, cuando piensas en ella.

 

Me han salido muchas metáforas culinarias para hablar de Los odiosos ocho.

 

Me quedo con las ganas de probar el estofado de Minnie.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

Los_odiosos_ocho-549467052-large

.

.

.

.




Nebraska – 2013 – Alexander Payne

11/02/2014

 

Nebraska no es solo la historia de un viejo alcohólico que se aferra a un timo para intentar salir del tedio vital, es también el retrato de una sociedad.

 

Hay una América profunda, alejada de Nueva York y Los Ángeles, donde vive gente gorda que pasa su vida viendo la televisión y bebiendo en bares. ¿Cómo en nuestro país?

 

En esas personas habita la envidia, el rencor, el aburrimiento… A veces, surge la admiración ante alguien que ha triunfado que ha conseguido el sueño americano (otra vez aparece este tema recurrente en los últimos tiempos).

 

Woody Grant es un individuo detestable, bebedor, vago, que desprecia a sus hijos que no manifiesta cariño hacia su esposa, además es un fracasado. El cupón de regalo de un millón de dólares es su única posibilidad de éxito antes de morir y por ello se aferra a ello tercamente.

 

 interpreta a este individuo con gran verosimilitud y su tozudez, su miseria personal nos hace compadecernos de él.

 

A su esposa, un personaje muy potente, la más razonable de todos, le da vida Kate Grant. Magnífica.

 

El viaje que realizan Woody Grant y su hijo, vendedor de teles de plasma, sirve para que se conozcan y se comprendan.

 

 acierta en el tratamiento de la historia y de los personajes, acierta con el uso del blanco y negro que da más vida (paradójicamente) a los paisajes de Montana, Dakota del Sur y Nebraska. Sabe trasmitir la tristeza y el patetismo de la existencia de estos perdedores que no han vivido el sueño americano.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

 

Nebraska-501577844-large

.

 .




MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2019
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: