El Blog de Hola Soy Ramón!

 

Entradas con el tag: ‘Robert de Niro’

Taxi Driver – 1976 – Martin Scorsese – Taller de Cine de Azuqueca de Henares

24/01/2016

 

La vi cuando se estrenó y recuerdo que me dejó mal cuerpo. Repetí hace como quince años y me cayó mejor.

 

Scorsese no es de mis directores favoritos.

 

Pero ahora me ha gustado más. Me habré vuelto más tolerante.

 

Magnífico el retrato de ese Nueva York nocturno iluminado con las luces de neón, con esos garitos infectos y un paisanaje de cuidado.

 

Nunca llevaría a un ligue a ver esta peli, que da mal rollo.

 

En aquellos años llevé a una novia a ver Annie Hall, con bastante éxito. Ahora también sería arriesgado después de los asuntillos sucios de Woody Allen.

 

El retrato de La Ciudad que nunca duerme, por parte de estos dos directores, es la cara y la cruz de la misma verdad.

 

Ahora que tanto se habla del sueño americano, esta peli refleja en qué se queda este sueño.

 

Travis Bickle ha vuelto de la Guerra del Vietnam, tal vez nunca fue muy normal y siempre ha tenido problemas de relación con los demás.

 

Pero desde que vino de los marines no puede dormir. Aunque tendría que saber que la Coca-cola y las chocolatinas no ayudan.

 

Tal vez tenga miedo a las pesadillas que aparecen en sus sueños.

 

Busca un trabajo nocturno que le aísla más de una sociedad normal. Se encuentra con los peligros de la noche.

 

La falta de sueño está asociada a fatiga, irritabilidad, desorientación.

 

Cuando Travis verbaliza su repugnancia hacia la “escoria social”, refiriéndose a la droga, la prostitución y el crimen, ¿cuánto hay de autorreferencial en él?

 

Sus pesadillas, su insomnio, su aversión a la marginación ¿son manifestaciones de los remordimientos de su conciencia?

 

Cuando parece que va establecer una relación normalizada la caga llevando a la bella Cybill Shepherd a ver una peli porno. ¿A quién se le ocurre?

 

Pues a alguien que carece de habilidades sociales y de empatía. Incapaz de ponerse en el sitio de la chica.

 

Por cierto, la muchacha también debe de tener algo de solitaria para aceptar la invitación de un taxista que no conoce. Tal vez encuentre en él la soledad que ella misma padece.

 

Cuando Travis se ve rechazado afirma que es como todas las demás, fría y distante. ¿Quién se portó así con él antes? ¿Tal vez su madre?.

 

El despecho de Travis hace que se dirija hacia el jefe de Betsy.

 

Encaja bien que un individuo triste anodino quiera hacer un acto que le saque del ostracismo. El sueño del neurótico es ocupar un puesto de privilegio, aunque sea temporalmente y por algo indeseable.

 

Sus ideas paranoides y violentas van cobrando forma. Se prepara el acto “redentor”.

 

Pensemos, ¿qué (o a quién) necesita matar Travis?

 

Sus demonios, sus fantasmas, su pasado que lo atormenta y el cual proyecta en la inmundicia y el desorden externo.

 

Estamos frente a un tipo con estrés postraumático (dificultades para conciliar o mantener el sueño, irritabilidad, dificultades para concentrarse, somatizaciones, cefalea…) en el apogeo de manifestaciones paranoides (suspicacia y la desconfianza hacia quienes lo rodean) y mucha violencia desplegada a los demás.

 

“Aquí tienen a un hombre que no pudo soportarlo más”, dice el protagonista.

 

Nos preguntamos si de haberlo Betsy aceptado, ¿diría él esto mismo? ¿O estaría de acuerdo con la respuesta dada por el personaje de Mickey en aquella otra gran película Asesinos Natos (Stone, 1994) que “lo que vence a un asesino es el amor”?

 

Cuando en la tienda asesina al ladrón, su preocupación es que no tiene licencia de armas, más que haber matado a alguien. Pero el propio tendero se dedica a dar una paliza al moribundo.

 

Los tres personajes de esa escena son enfermos sociales. Scorsese nos muestra una sociedad donde la bondad y la maldad es cuestión de situación y de punto de vista.

 

La carta de Travis, llena de mentiras, puede ser parte de su situación delirante. ¿Existen esos padres?

 

Su incapacidad de llevar a cabo el asesinato del senador le lleva a ir a por el proxeneta (un magnífico Harvey Keitel).

 

Después de haberse convertido en un antihéroe, de haber cumplido su misión, no hace falta seguir viviendo. Su objetivo cumplido deja vacía su existencia e intenta suicidarse…

 

Travis vuelve a su vida normal, después de una larga recuperación y sus compañeros le llaman Matador. Ya es alguien en la vida. Por fin tiene el agradecimiento de los padres de Iris y el reconocimiento social.

 

Incluso Betsy entabla contacto con él.

 

Su aspecto es normal, ya no lleva cazadora militar, ni corte de pelo a lo mohicano. Pero ¿cuando volverá a sentir la necesidad de notoriedad?

 

Esta vez es la que más me ha gustado.

 

Menos mal que se mantuvo el título original en inglés. En castellano le habrían puesto “El taxista” y no hubiera sido lo mismo.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

Taxi_Driver-995984555-large

.

.

.

.




Joy – 2015 – David O. Russell

11/01/2016

 

Hay dos aspectos diferenciados en esta peli.

 

Por un lado la descripción de una familia disfuncional (¿cómo todas?).

 

Por otro “el Sueño Americano“.

 

Esa familia apiñada en una casa es de lo más patéticamente divertida.

 

La abuela (la más cabal), la madre enganchada a las telenovelas, las hijas, el exmarido que vive en el sótano, el padre divorciado que no aguanta a su ex y es abandonado por su tercera esposa… Soportando todo el hogar la sufridora y luchadora Joy, una magnífica Jennifer Lawrence.

 

Sorprende verla haciendo en una sala de los Multicines de heroína en  y en la de al lado de ama de casa al estilo ¿Qué he hecho yo para merecer esto?.

 

Me aburre Robert De Niro interpretando siempre el mismo papel con sus tics demasiado vistos.

 

Esta chica, que no da más de sí, inventa una fregona que termina vendiendo en la teletienda y se hace rica y famosa.

 

¡Estoy harto del Sueño Americano!

 

Ésta y muchas otras pelis nos muestran como, con suerte y tesón, se puede salir de la miseria de la clase media (baja) americana.

 

Es el consuelo que se ha inventado el cruel capitalismo para dar esperanza a los pobres, pero al mismo tiempo culparlo por su situación precaria.

 

Si no has salido de la clase obrera es porque no has sido ni lo suficientemente listo, ni trabajador. Es culpa tuya. No del sistema que te da una oportunidad, aunque sea entre un millón.

 

La peli se sustenta en la interpretación de la Lawrence, premiada con un Globo de Oro.

 

Pero la realización y la trama resultan cansinas y aburridas.

 

Demasiados tópicos, demasiado complaciente, demasiado…

 

La fórmula de David O. Russell parece agotada.

 

La gran estafa americana (American Hustle)El lado bueno de las cosas y The Fighter, sin ser pelis redondas, no estuvieron mal.

 

Pero esta nueva entrega del director neoyorkino es claramente inferior.

 

Se deja ver, pero poco más.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

Joy-380748983-large

.

.

.

.




El becario – 2015 – Nancy Meyers

7/11/2015

 

El becario se podría encuadrar dentro de la comedia buenista con valores.

 

Dos pacientes míos que comentaron que trasmitía un mensaje muy positivo. Pensaba ir a a verla, pero eso me animó más aún.

 

Robert De Niro es un actor que me gusta, aunque esté sumido en una vorágine de títulos más o menos comerciales que le están devorando. Interpreta a un jubilado de 70 años, viudo que echa en falta las obligaciones.

 

A pesar que mi sobrijo Adrián la detesta a mí  Anne Hathaway me gusta, demuestra ser una buena actriz en cada película. Su papel es la de directora de una empresa que creó de la nada, de venta de ropa por internet. Es muy trabajadora, exigente, pero bondadosa.

 

La empresa en la que se desarrolla la trama está repleta de chicos jóvenes con un buen rollismo que resulta entre emético e irreal.

 

La historia resulta predecible. La personalidad del personaje de De Niro termina subyugando a sus compañeros y a su jefa que encuentra en él una especie de padre bonachón que todo el mundo querría tener.

 

La trama resulta divertida, con buen ritmo y la personalidad de los dos protagonistas es bastante interesante.

 

Los dos nos brindan momentos interpretativos brillantes, tal vez excesivos dentro de un relato que no pasa de ligero, y en consecuencia, los momentos trascendentes de lucimiento dramático son extemporáneos.

 

Yo me identifico hasta cierto punto con el personaje De Niro. Estar y trabajar entre gente joven te hace sentir más vivo, mas esperanzado, su energía me llega y me anima.

 

Siempre he pensado que el mundo debe ser de los jóvenes. Me parece absurdo que ancianos ocupen puestos políticos o directivos.

 

Tengo la suerte de que en mi trabajo mis jefes son jóvenes y la mayoría de mis compañeros también.

 

Por ello esta empresa idílica que se nos presenta en El becario me encanta repleta de energía y juventud.

 

Para que te guste esta peli tienes que dejar a aun lado la realidad (el acoso laboral, las malas condiciones de trabajo, los bajos sueldos, los jefes malagente…) y solo así se puede disfrutar.

 

Para fastidio de mi sobrijo  Anne Hathaway está estupenda, me la pido de sobrina.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

El_becario-267828724-large

.

.

.

.




Uno de los nuestros – 1990 – Martin Scorsese

21/09/2014

 

Desde prácticamente su estreno se convirtió en una peli de culto.

 

Emitida mil veces por televisión. La he visto en un montón de ocasiones.

 

La vuelvo a ver porque Elena está haciendo un curso de guión y uno de los ejercicios consiste en fijarse en la importancia de la voz en off.

 

Hay mil anécdotas sobre su realización.

 

La palabra “fuck” y sus otros tiempos se utilizan 321 veces, un promedio de 2,04 por minuto. Alrededor de la mitad de ellos se dicen por Joe Pesci.

 

El famoso plano secuencia de la entrada al club por la cocina, una auténtica maravilla, fue pensado por Scorsese ante la negativa de la discoteca que filmaran la puerta principal.

 

Alguna escena se improvisó, como la famosa “te parezco gracioso“, las reacciones de los mafiosos son reales.

 

 rechazó el papel de Henry Hill que interpretó , por no encasillarse (!!!!) y se arrepintió al poco tiempo.

 

La mayoría de los hechos que se relatan son verídicos, incluyendo el gran atraco.

 

Scorsese estuvo pendiente de todos los detalles, incluso del nudo de la corbata de los protagonistas.

 

El director de El lobo de Wall Street da una gran lección de cine, desde entonces ha perfeccionado su estilo.

 

Mueve la cámara continuamente, gusta de planos secuencia con auténtico virtuosismo, sorprende al espectador mostrando los planos desde puntos de vista de lo más diverso. Hay una gama de recursos narrativos apabullantes.

 

Pero, ¿porqué el uso machacón de la voz en off?

 

¿Porqué insistir en lo que ya estamos viendo?

 

¿Porqué relatar los sentimientos que podemos imaginar o suponer?

 

Este tipo de cine explicativo que trata al espectador como tonto me pone de los nervios.

 

Comparemos El Padrino de 1972 de Francis Ford Coppola con esta que nos ocupa.

 

En peli de Coppola no hay ni una sola voz en off, hay muchas cosas que se intuyen que se perciben y eso la convierte (además de otras cosas) en una obra maestra. Cuando hay que presentar a los personajes  se los va contando a su novia Kay Adams y no hace falta más.

 

Estoy convencido que si se editara Uno de los nuestros eliminando este recurso mejoraría dramáticamente.

 

Aún así me parece una peli interesante, pero a años luz de la Trilogía de Coppola.

 

La frase “desde que tengo memoria siempre he querido ser un gángster” ha pasado a la historia. Pero esto ¡era en voz en off!

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

También tienes mis críticas en El Heraldo del Henares.

 

Sígueme en  Twitter @Holasoyramon

 

Me puedes ver en el Canal de Youtube HolaSoyRamónVídeos.

 

Podcast de Holasoyramon

 

Todos los post ordenados alfabéticamente. Para buscar una crítica de una peli de forma sencilla.

 

 

Uno_de_los_nuestros-722948658-large (1)




La gran estafa americana (American Hustle) – 2013 – David O. Russell

2/02/2014

 

Podría copiar párrafos enteros de los que incluí en la crítica sobre El lobo de Wall Street.

 

 hace una versión cutre de la peli de .

 

Estos timadores son de poca monta, ganan miles de dólares (como mucho), no millones como Jordan Belfort.

 

En una de las primeras secuencias reconocí una canción de America, la banda de folk rock estadounidense. El resto de la proyección me fui fijando en la selección de los temas musicales y es realmente sensacional.

 

Conozco a este grupo desde que mi amigo Julito me grabara sus canciones a finales de los setenta.

 

La historia está basada en hechos reales. El F.B.I. utilizó a unos estafadores para pillar a políticos corruptos.

 

La historia es la del sueño americano, otra vez. Pero aquí sus personajes me despiertan más compasión que los de . Son perdedores, personas a los que la vida no les ha tratado bien.

 

Porque esta Gran estafa es una peli, sobre todo, de personajes.

 

No puedo resistir la tentación de describirlos. Si no quieres que te destripe la peli, no sigas leyendo.

 

 interpreta a Irving Rosenfeld, un timador que tiene su técnica, la de rechazar al primo hasta que éste insiste tanto que no puede evitar sablearle. Es un tipo barrigón, calvo, que dedica bastante de su tiempo en ocultar su alopecia. Usa un bisoñé y un complicado peinado a lo Anasagasti. Es un tío astuto, un buen profesional en lo suyo.

 

 es la actriz que da vida a la novia de Irving Rosenfeld. Vive con una identidad falsa, alérgica a los sujetadores y adicta a los escotes. Sabe hacer bien de calientapollas con el agente federal Richie DiMaso, un  que le gusta rizarse el pelo con múltiples bigudíes. Capaz de todo para prosperar en la Agencia. Su prometida no vale gran cosa a diferencia de su madre que es horrorosa.

 

Luego está  la esposa de , deslenguada, mentirosa y aficionada a un esmalte de uñas que huele a rosas y basura, posiblemente como su vida.

 

Ninguno es buena gente, todos actúan por interés y por salvar el pellejo.

 

La peli va ganado conforme conocemos a los personajes y avanza la trama. Llega a su momento cumbre con el timo final, un golpe de guión que se veía venir pero que es muy efectista.

 

A mí me gustó más que El lobo de Wall Street. Es más corta, menos exagerada, hasta más optimista.

 

 

Muchos besos y muchas gracias.

 

Crítico de Cine de El Heraldo del Henares

 

Colaborador de Esradio Guadalajara y Alcarria TV

 

Canal de YouTube: HolaSoyRamónVídeos

 


 

.

.

 

La_gran_estafa_americana_American_Hustle-535727011-large

.

.




MENÚ DEL BLOG

 

Archivo:
  • 2018
  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014
  • 2013
  • 2012
  • 2011
  • 2010
  • 2009
  • Categorías: